CULTURA

Szyszlo, la partida de un grande que bebió del arte precolombino

Ciertamente 2017 es un año de luto para el arte peruano, hace unos meses nos dejó un gran vacío la partida de la talentosísima Johanna Hamann y hoy recibimos con profunda tristeza la noticia de la muerte de Fernando de Szyszlo, artista que sin duda ha marcado la vida de muchas personas, entre las que me incluyo, porque siento que quienes hemos estado, de alguna u otra manera, ligados al mundo precolombino hemos visto con asombro la destreza de Szyszlo para inspirarse en esa fantástica carga artística ancestral y llevarla a obras que hoy son iconos del arte contemporáneo de nuestro país.

Escribo estas líneas a manera de profundo agradecimiento a ese maestro que cuando empezó a formarse y estaba ansioso por ver arte, se dejó nutrir por el bagaje de los pueblos prehispánicos y reconoció que aquello también debía estar en lo más profundo de su ser. Agradecimiento como admirador, pero también porque esto nos sirvió de inspiración a muchos de los que hemos seguido algún camino en el ejercicio de hacer arte inspirado en el mundo precolombino.

Es por eso que, a pesar del vacío que nos deja su partida, Fernando de Szyszlo seguirá vivo en sus obras y en el legado que ha dejado tanto para los artistas de su tiempo, como para, estoy seguro, los que vendrán después.

Fotografía: Revista de Cajón.

Rolando Flores
Soy un mochicólogo disfrazado de historiador. Mi mayor interés es investigar a la Civilización Mochica, especialmente a la asentada en los valles del Alto Piura, para aportar a la continuidad del debate sobre uno de las sociedades más fascinantes y complejas del nuevo mundo.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top