CULTURA

Sobre “Un placer ausente” de Jorge Eslava

 

“Un placer ausente” es, valga la redundancia, un placer de leer. La premisa del libro trata sobre las experiencias de un profesor de primaria y sus reflexiones sobre la educación y, sobre todo, su relación con la lectura. Contado en clave de una novela en primera persona, Eslava muestra, desde una mirada íntima y sincera, la situación que se esconde en las aulas escolares y egresa con bombos y platillos: el “analfabetismo funcional”.

A pesar del crecimiento macroeconómico del Perú, del cual nuestros políticos y empresarios se jactan a diario (y en especial en los discursos de Fiestas Patrias), no escasean los informes sobre los índices preocupantes de analfabetismo en nuestro país. Las zonas rurales son principales víctimas de esta realidad y las mujeres con mayor frecuencia. Pero, en mi opinión, la realidad que más duele es la evasión de los lectores jóvenes hacia la palabra escrita, de aquellos que sí aprendieron a leer y escribir. Los ávidos lectores que comían libros cuando descifraron los jeroglíficos que veían en sus cuadernos y pizarras del primer año de primaria, ahora parecen ser indiferentes a ese recuerdo. Sus pasos por los años en la escuela o, mejor dicho, por algunos profesores, perturbaron su relación con la lectura.

Ahora esos niños siguen creciendo. Somos nosotros también. ¿Qué nos motiva a dejar de leer? El tiempo ni los avances tecnológicos no valen como excusa. El cine es primo de la literatura. ¿Qué está sucediendo con los lectores en formación? ¿El Plan Lector será nuestra esperanza a largo plazo?

Jorge Eslava nos entrega un pequeño tesoro para todos aquellos con vocación de enseñanza, y en especial, para los que no hemos dejado de ser esos chicos de primer grado de primaria. Pueden encontrar “Un placer ausente. Apuntes de un profesor sobre la lectura escolar” en la FIL Lima 2018, en el stand de la Universidad de Lima.

Romina Ortega
Directora de Arte y Comunicadora Audiovisual egresada de la Universidad de Lima. Adicta al chocolate y al olor de los libros viejos.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

To Top