CINEXCUSA

Reseña:”Las horas más oscuras”

Hay una gran cantidad de películas que tratan sobre momentos o personajes de la Segunda Guerra Mundial. Es una temática, aunque recurrente, rica y vasta en los temas que pueden salir a flote. Las horas más oscuras es parte de esta categoría, y es otra pincelada a esa etapa de la historia.

 Las horas más oscuras nos sitúa en Mayo de 1940: la Alemania nazi está conquistando la gran mayoría de Europa. La película nos muestra el primer mes del mandato del nuevo Primer Ministro Winston Churchill (Gary Oldman), alguien quien no tenía la aprobación de ninguno de los dos partidos. Él quería luchar contra Hitler, aunque su gabinete, comandado por el vizconde Halifax (Stephen Dillane), buscaba rendirse y firmar un acuerdo de paz. Además, en paralelo estaba la situación de Dunkerque, donde 300.000 soldados estaba acorralados sin escapatoria.

 Es una película densa en contenido; sin embargo, la situación transcurre con un buen ritmo. Esta es una película que pasa la mayor parte del tiempo en espacios cerrados donde ocurren discursos o largas conversaciones. Sin embargo, no se siente tedioso ni estático debido al buen uso del lenguaje audiovisual para movilizar estas escenas y otorgarles el dinamismo necesario. La fotografía empleada a lo largo de la película la convierte en un deleite visual que ayuda a construir una atmósfera apropiada.

El trabajo de Gary Oldman como el conflictuado Primer Ministro es de lo mejor de la película: él realiza un increíble trabajo convirtiéndose en esta persona tan compleja, y lo representa con solvencia tanto en los grandes discursos como en los pequeños e íntimos momentos. Es una destacada performance que lo perfila a ser favorito en esta temporada de premios. Otro punto a destacar es la labor del equipo de maquillaje para poder construir a Churchill con todos sus detalles, dotándole de vida. Combinados, constituyen una gran representación de este personaje en pantalla.

 Churchill se acapara toda la película, y está bien, ya que es un drama que nos habla del importante rol que él tuvo; sin embargo, esto ocasiona que los demás personajes sean opacados por su presencia. A pesar de ello, personajes como su esposa Clementine (Kristin Scott Thomas), la secretaria Elizabeth Layton (Lily James) o el rey Jorge VI (Ben Mendelsohn) realizan un trabajo sólido con el rol secundario que tienen. Tenerlo a él como único eje principal también hace que se alteren u obvien elementos de la narrativa real; pero, a fin de cuentas, estamos ante una narrativa de un héroe único contra el mundo, no ante una lección histórica.

 En conclusión, el resultado que vemos en pantalla en Las horas más oscuras es una gran película con una sólida performance del personaje principal. Más allá de las licencias que se tomaron al escribir la película, esta producción es un deleite en distintos rubros. Quizá sea una temática más “clásica” si se compara con otras de las que están en esta temporada de premios, pero igual es una gran película, y vale la pena verla.

Paulo Corrêa
Estudiante de Comunicación Audiovisual de la PUCP. Apasionado por el mundo audiovisual, los videojuegos, y el placer de contar historias. Interesado en la gestión cultural y los proyectos de responsabilidad social.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top