CINEXCUSA

Reseña: “Star Wars: Ep. VIII – The Last Jedi” – La resistencia contraataca

Todavía intento asimilar los 156 minutos de película que acabo de ver hace un par de horas pero lo hago muy emocionado. Fueron 2 años de espera, los cuales sin duda valieron cada día de espera. Star Wars: Episode VIII – The Last Jedi es la entrega intermedia de la nueva trilogía de la franquicia y ha logrado lo que ninguna otra película de Star Wars había logrado desde el glorioso Episode V: Empire Strikes Back, devolver nuestra fe en la fuerza y en lo que un director puede lograr cuando la entiende y se hace uno con ella. El trabajo de Rian Johnson es el de todo un maestro (jedi), tomando los aportes y errores de J. J. Abrams en la entrega pasada para ubicar esta obra en la cúspide de la franquicia.

Esta historia es compleja e inserta una multiplicidad de puntos que pueden llegar a abrumar al espectador si es que pierde la concentración. Trabaja 3 tramas argumentales, la primera de estas es la correspondiente al enfrentamiento/persecución de la nefasta Primera Orden, liderada por el Lider Supremo Snoke y el General Hux, en contra de la Resistencia, liderada por la General Leia Organa y su hábil piloto Poe Dameron. La segunda es la correspondiente al ex Stormtrooper Finn y a la piloto Rose, ellos juntos establecerán un peculiar vinculo en su búsqueda del experto decodificador para escapar de la Primer Orden. La última es la que representa a los espectros de la fuerza, Kylo Ren, Rey y Luke Skywalker, quienes lucharan por salvarse o destruirse el uno al otro. Es magistral la forma en que se resuelven misterios de la entrega pasada y se dejan nuevos para la próxima entrega. No obstante, si pudo omitirse algunos detalles que hubieran aligerado el recorrido a través de la película.

En lo que se refiere a la actuación hubo bastante solidez en general. Daisy Ridley interpretando a Rey ha madurado con respecto a The Force Awakens. Adam Driver como Ben Solo/Ren es alguien que debe destacarse ya que fue muy criticado en la entrega pasada y en esta se muestra como un personaje complejo, como un verdadero humano monstruoso. Mark Hamill como Luke ha dado la mejor actuación de su carrera, no hay duda alguna de ello. Carrie Fisher, demostró por qué nos hará falta en la próxima entrega. Su liderazgo en pantalla es innegable y fue realmente el símbolo de una nueva esperanza para la resistencia. Es una pena porque hubiéramos querido ver más participación de Leia pero como se nos adelantó hace unos meses su personaje tomaba protagonismo en el final de la trilogía, así como Han Solo en la entrega pasada y Luke en esta.

Es un placer a los ojos ver la selección de encuadres y la calidad de los efectos empleados. Las batallas láser fueron coreografiadas minuciosamente, fue como presenciar un baile en el cual los participantes no solo estaban sincronizados sino que eran uno solo. Las secuencias mejor logradas de la película son la batalla en el trono de Snoke y la batalla final entre la resistencia y la Primer Orden. Hay que sumar la presencia en esta película de nuevos personajes y de algunos que no esperábamos ver y que da gusto no fue en vano sino que realmente contribuyen al desarrollo de la trama. En este episodio sin duda la resistencia contraataca y podemos estar tranquilos con lo que hará Johnson en el desenlace de la trilogía.

José Suárez Caro
Estudiante de Comunicación Audiovisual en la PUCP. Apasionado por la música, la actuación y el fútbol. Amante de los cómics y de la lucha libre. Comunicador político en potencia.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top