CULTURA

Reseña: “Nadie nos extrañará” de Luis Francisco Palomino

Gino Canales

La Jauría, 2019. 94 pp.

Es difícil pensar en narradores jóvenes en Lima. Existe una movida poética, tal vez no tan consolidada, pero existente al fin y al cabo. En cambio, todo narrador por aquí no baja nunca de los 30. Por ello, la sensibilidad que se desprende de nuestras novelas y cuentos, incluso cuando pretenden acercarse a los jóvenes, muestran una distancia extraña, algo como Vargas Llosa estando completamente fuera de lugar al adoptar una perspectiva adolescente en El héroe discreto. O García Falcón con su deslucido intento de pensar como un millenial en La luz inesperada.

Incluso en los casos más logrados, se siente una impostación que parece insalvable, como un abismo entre esta y la anterior generación. El ejemplo más  cercano que se me ocurre de una novela joven es Estrella solitaria de Jerónimo Pimentel, pero esta, además de ser más bien una novela sobre treintones adolescentes, tiene un segundo problema que parece ser endémico a nuestra narrativa: todo está escrito desde un punto de vista privilegiado. Toda historia se desarrolla entre los confines de San Isidro, Miraflores, Barranco, incluso Magdalena y tal vez la PUCP y el Centro cuando se le quiera añadir variedad al mix. La dimensión de clase de la literatura peruana es claramente perceptible en sus temas y los espacios desde los que se abordan estos. Son pocos los narradores que ahonden en la otra Lima, la de los conos y la precariedad (y hay algunos, como Ampuero o Cueto, que resultan más bien ofensivos cuando pretenden dar voz a personajes de los que claramente no entienden nada).

Por ello, Nadie nos extrañará, con todos sus fallos, resulta igualmente un libro fresco y extraño para nuestro contexto narrativo. Es el primer libro de cuentos de Palomino (y podríamos decir que su primera obra propiamente literaria si no contamos el hecho de que escribió una innecesaria biografía de Salim Vera), pero ya contiene cuando menos los chispazos de lo que es un estilo propio, claramente diferenciado del resto de narradores peruanos actuales. A esto ayuda, además, que los cuentos aborden historias que ocurren fuera del espacio usual de la narrativa limeña. En sus mejores momentos, como por ejemplo “Turbo Berguer”, esta perspectiva fuera del discurso hegemónico y de tintes millenials puede llegar a golpear al lector con fuerza inesperada, sin recurrir a artificios sentimentales o a un malditismo innecesario.

Sin embargo, no todos los cuentos son igual de buenos. Además de “Turbo Berguer”, solo “Una virgen para Papá Noel” y en algunos momentos “Hotel Habbo” mantienen este nivel e incluso estos dos, a diferencia del primero, están pésimamente rematados, como si Palomino no solo no hubiera sabido cómo cerrar los textos, sino que hubiera preferido cerrarlos del peor modo que se le ocurriera. El resto de cuentos parten de ideas interesantes pero mal ejecutadas (como la idea del padre ya mayor que decide tirar todo por la borda que se ve en “¿Tu padre está libre los sabados?” o la exploración del encuentro entre lo ancestral y lo mediático hipermoderno en “El reto  del maniquí”) o de plano poco inspiradas, hasta banales (como pueden ser la historia cliché del tedio moderno de “Javier Prado, La Marina” o lo meramente anecdótico de “Mal de altura”).

El resultado final es un conjunto irregular, más apreciable por lo que representa en nuestra escena que por lo que propiamente es. No hay que olvidar de todos modos que se trata de una primera obra, por lo que no habría de descartar de entrada lo que nos ofrece Palomino. Solo el paso de los años nos dirá si es capaz de construir sobre aquellos momentos de originalidad que destacan sobre textos aún desprolijos.

 

Gino Canales
Estudiante de Humanidades con mención en Estudios teóricos y críticos por la PUCP. Fue miembro del colectivo Extramuros.
1 Comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

1 Comment

  1. ปั้มไลค์

    Agosto 3, 2019 at 6:46 pm

    Like!! I blog frequently and I really thank you for your content. The article has truly peaked my interest.

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

To Top