CULTURA

Reseña: “Bodas de plata” de Lorenzo Helguero

Narrar, 2018. 90 pp. S/. 39

Lorenzo Helguero es un escritor polifacético. Comenzó su trayectoria como poeta allá por los 90s, pero con el cambio de siglo se adentró en la narrativa con algunos libros de cuentos y novelas cortas. El último de sus libros, Bodas de plata, sigue con un eje temático que Helguero ya ha abordado antes en libros como El amor en los tiempos del cole (poemario), Fiesta de promoción (cuentos) y Mañana en el botecito (novela corta): el de la vida escolar y las problemáticas adolescentes, tratadas con su acostumbrada cuota de ironía.

Bodas de plata gira en torno a la promoción XLVIII del colegio Santísimo Nombre de Dios y se estructura en dos planos temporales: en uno, presente, se presentan las actas (escritas por alguien cuya imagen esquiva parece no perfilarse en todo el relato) de las reuniones de personajes ya adultos y asentados en el mundo con problemas de todo tipo con el propósito de celebrar los 25 años de su promoción de colegio, la misma que recuerdan con cariño y emoción; en el otro, pasado, se insertan relatos breves de distinto tipo, siempre reconstrucciones de menciones al aire escritas en las actas, y con algo en común: reflejan la crueldad de la vida escolar y funcionan para cuestionar la nostalgia de los hombres que 25 años después quieren reunirse para recordar días que, en realidad, no fueron tan buenos, al menos no para los chicos a los que estos mismos hombres atormentaban.

La contraposición entre las actas y los relatos que las continúan es efectiva para solidificar el discurso que Helguero pretende construir (las dificultades de la vida escolar para aquellos que no “encajan”, la crueldad que pueden llegar a mostrar los chicos, la toxicidad de la masculinidad exacerbada de colegios solo para hombres, etc.). Sin embargo, la novela parece caer chata por no atreverse a más. Finalmente lo único que el libro ofrece es esa contraposición, que funciona como crítica, pero sin llegar a más. Esto no sería un problema si no fuera un tema ya explorado previamente hasta el hartazgo y con mayor efectividad (tan solo pensemos en La ciudad y los perros o en Los inocentes).

La falta de una propuesta novedosa le resta interés a la lectura. El ritmo de la misma, además, junto con la forma en que está escrita, acerca a Bodas de plata al terreno de la novela juvenil. Esto bien puede atraer a algunos o, como en mi caso, más bien repeler. Podría ser, de todos modos, una novela recomendable para chicos de colegio, sobre todo de los últimos años, por más que la crudeza de ciertas partes pueda resultar controversial para varios padres. Es en ese ambiente donde creo que una novela como esta podría resultar más beneficiosa, generando debate sobre las problemáticas del bullying, el acoso y el machismo, tal y como en su momento lo pueden haber logrado La ciudad y los perros y Los inocentes, aunque con la ventaja de una mayor cercanía temporal.

Por último, sería bueno destacar el bello trabajo que se hizo con la edición del libro. Es más un placer verlo que leerlo. A Helguero, en verdad, se lo puede disfrutar más con el divertido cuento que ha sacado hace poco con la colección Underwood de la PUCP, más efectivo que esta pequeña novela.

Gino Canales
Estudiante de Humanidades con mención en Estudios teóricos y críticos por la PUCP. Fue miembro del colectivo Extramuros.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

To Top