CULTURA

Recorriendo el Museo Larco

Reconocido como uno de los mejores museos de Sudamérica, el Museo Larco busca que sus visitantes se sumerjan en la época precolombina a través de recorrido por sus diferentes salas que albergan colecciones enteras de objetos y arte precolombino.

Actualmente existe una reinvención de los museos, brindando al visitante no solo la posibilidad de apreciar las exposiciones permanentes, sino también de interactuar e incluso hacer uso de plataformas virtuales para acceder a archivos a través de su catálogo en línea, esto con el fin de promover y utilizar la información tanto para la investigación como para recursos didácticos.En el Perú contamos con alrededor de 250 museos ubicados a lo largo de las 25 regiones de nuestro país. Uno de los que acoge parte relevante de nuestro patrimonio es el Museo Larco, fundado en el 1926, situado actualmente en una casa hacienda en Pueblo Libre.

El nivel de conservación del propio espacio llena de asombro y admiración. Además, el museo alberga una amplia y variada colección de arte precolombino de más de 40,000 piezas arqueológicas, entre ellas la única indumentaria completa de oro Chimú.Su fundador, Rafael Larco Hoyle, fue quien adquirió colecciones enteras en los diferentes viajes que realizó por nuestro país. Todo esto gracias a la influencia de su padre, quien también fue un gran admirador de las civilizaciones del antiguo Perú.

Al llegar, los guías recomiendan un recorrido propicio empezando por la Sala Introductoria en la que encontramos información histórica el museo, la misma da paso a la Galería Culturas del Antiguo Perú, donde encontramos la exposición permanente, la que relata aproximadamente 10,000 años de historia de manera cronológica. A su vez, la curaduría y museografía de este espacio están tan bien diseñadas que no hay detalle que haya sido ignorado. Incluso cuenta con fichas técnicas no solo en español, sino también en inglés, italiano, alemán y en japonés, dándole al visitante extranjero la oportunidad de adquirir la información en su propio idioma.

El recorrido continúa por la Sala Tejidos del Antiguo Perú, en donde al llegar observamos una majestuosa pieza Nazca-Huari hecha de tela llana de hilos de algodón y decorada con plumas de color amarillo y azul. En las sociedades precolombinas, los tejidos tuvieron mucho valor no solo en cuestión de vestimenta, sino también porque a través de ellos se difundían ideas religiosas, así como marcar las diferencias sociales.

La Sala Oro y Joyas expone la colección más grande de joyería utilizada en el Perú precolombino. Piezas de oro, plata y cobre de uso cotidiano; pero la pieza que sobresale entre todas las demás, es el ajuar funerario de oro Chimú, que perteneció a un gran señor que provenía de la ciudadela de Chan Chan. Los Chimú fueron los más destacados orfebres del Perú antiguo sin lugar a dudas.

Una de las grandes ventajas de visitar el Museo Larco, es el poder acceder al depósito de piezas que no están situadas dentro de las salas expositivas, todas ellas están en excelente estado de conservación y ordenadas cronológicamente para disfrute de los visitantes. Los museos, en su mayoría, tienen los depósitos con acceso restringido al público; sin embargo, el Museo Larco es la única institución en el país que cuenta con tal apertura hacia esta parte de la colección.

El Museo Larco está abierto todos los días del año y la entrada general para peruanos y residentes es de S/.30.00, adulto mayor S/.25.00 y estudiantes y niños S/.15.00. Además, todos los primeros jueves e cada mes, la entrada vale S/.10.00 e incluye guiado.

Claudia Carmen
Fotógrafa. Amante del Perú y sus artes.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

To Top