BACKSTAGE

Vangelis y el soundtrack de Blade Runner

Fuente: Coomingsoon.net

Blade Runner es una de las películas de ciencia ficción más queridas y valoradas de las últimas décadas. Es la película de culto por definición y su influencia ha trascendido el cine, llegando a lo más alto del canon de la cultura pop. Si bien Ridley Scott fue la mente maestra, la película fue posible no solo por la novela que le dio vida, sino por la habilidad de Hampton Fancher para inmortalizar frases en la historia del cine y la visión de Jordan Cronenweth para plasmar un mundo en decadencia por la autodestrucción consumista. Sin embargo, igual de importante para el producto final fue Vangelis, el músico griego que se encargó de componer el soundtrack original en 1982 y, con ello, le concedió la esencia con la que hoy es reconocida.

La película tiene todo lo que uno esperaría del género de ciencia ficción: una sociedad distópica, carros voladores, armas laser y robots. A pesar de esto, el espectador recién iniciado se topa con una historia poco clara, con un ritmo pausado y una serie de planos de la ciudad que generan una atmósfera caótica y romántica a la vez.  Es una película que invita a la contemplación de los espacios y a la reflexión de una trama que se presta al análisis de la naturaleza humana y su contraparte tecnológica. En ese sentido, Blade Runner no es la típica blockbuster, pero es justamente eso lo que la hace única. Esta esencia es transmitida y canalizada magistralmente por la música de Vangelis que al día de hoy se ha convertido en objeto de admiración por si mismo.

Se podría decir que la película es llevada por los sintetizadores de Vangelis, que confieren y potencian el sentido de las imágenes, hacia esa sensación de misterio y belleza onírica que cubre cada espacio de la película. La música crea una sinergia con lo que vemos en pantalla: reproduce un ambiente futurístico, pero nostálgico al mismo tiempo. A pesar de pertenecer al futuro, las imágenes son inquietamente familiares, y es a través del pasado que los personajes buscan respuestas a su identidad actual. Es ahí donde la banda sonora trasciende su poder anímico y se constituye como una metáfora de la misma trama, integrando géneros musicales tan anacrónicos como la música electrónica de vanguardia y una pieza de jazz que parece salir de una radio antigua.

Para el autor Lucio Blanco (ver Música para el cine en Trama y Fondo, 2010) lo valioso de la música de Blade Runner está en su poder narrativo que, como el cine clásico de Hollywood, se complementa con el relato cinematográfico en la construcción dramática (en la actualidad el soundtrack ha de venderse por separado, de modo que no puede ser mucha su dependencia de la película). Paradójicamente -añade- el soundtrack de Blade Runner fue un éxito en ventas independientes justamente por su poder connotativo dentro de la película.

Es este el legado que dejará Vangelis y que ahora asume Hans Zimmer en colaboración con Benjamin Wallfisch en Blade Runner 2049*. Como toda secuela, el reto radica en crear algo que nos remita al pasado, pero que construya un mundo por si mismo y le dé nueva vida al futuro de la historia.

*Este artículo ha sido escrito antes de ver la nueva película.

 

 

 

 

 

Andres Blume
Comunicador de la PUCP y a veces músico. Me gusta mucho el cine, hablar de discos y libros, y sobre todo comer. Síganme también en @woweezoey
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top