BACKSTAGE

Taylor Swift y un cambio de 180 Grados

Fuente: 411 Mania

Prepárense porque el regreso de Taylor Swift a nuestras radios locales, apps de música y medios de comunicación social ya es un hecho. En los últimos días, la superestrella pop ha lanzado dos nuevas canciones que vendrían a ser parte de su nuevo y sexto álbum de estudio: “Reputation”. Sin embargo, “Look What You Made Me Do” y “…Ready for It?”, los dos nuevos temas de la cantante estadounidense, así como todo su estilo artístico, han llamado mucho la atención, tanto de sus críticos como de sus fans, por su cambio radical de un Pop comercial a un Electropop más sombrío. Esto es lo que, por ahora, podemos decir de su regreso esperado después de tres largos años.

Los discos de Swift, hasta “1989”, no eran sólo algunos de los mejores álbumes del pop en su respectivo momento, sino que, también, trazaron un camino específicamente individualista a través de las ásperas aguas de este género. No se dejaba llevar por el Pop; en su lugar, el Pop se inclinó hacia ella. Esto la ayudo a convertirse en una estrella al instante y especialmente interesante. Pero, con el lanzamiento de su último disco, empezó a cambiar. “Shake It Off” fue su single más comercialmente exitoso hasta la fecha y, a la vez, uno de sus peores musicalmente hablando. Los singles que siguieron a esta, aunque mejoraron en su mayoría, sonaban como nada de lo que habíamos escuchado de ella antes, y ella fue recompensada con los mejor números de ventas de su carrera.

Ahora, volviendo de regreso al presente, estos dos nuevos singles de Taylor Swift siguen este mismo camino. “Look What You Made Me Do” trata, como tema central, su defensa contra la imagen que predomina de ella en los medios, y, también, una respuesta a sus enemigos. Dentro de la industria de la música y la prensa, es bien conocida su rivalidad con Katy Perry y otros artistas, así como sus problemas con sus ex parejas a quien Swift les ha dedicado discografías enteras. Por ello, esta canción está llena de contraataques indirectos a sus detractores. Afortunadamente, “… Ready For It?” es mucho mejor que “Look What You Made Me Do”. Es una canción sobre la agitación interna que siente con toda la presión que tiene como artista. Comparativamente, “… Ready For It?” es melódicamente rico y, cuando todo se reúne, se vuelve mucho más coherente. Sin embargo, la canción todavía se siente mal ajustada ya que se pierde en una confusión de metáforas, involucrando asesinos, fantasmas, rescates, ladrones, islas y cárceles.

Como tal, “Look What You Made Me Do” y “…Ready for It?” nos invitan a darnos cuenta lo que significa cuando algo es un fracaso artístico, pero un éxito comercial. Eso en sí mismo, por supuesto, no es único. En cualquier año dado, es posible que la mayoría de las canciones más populares del momento sean musicalmente malas. Sin embargo, Taylor Swift ha construido un cuerpo de trabajo que ha ayudado a establecer un nivel de expectativas de lo bueno que su música debería ser.

Swift claramente se preocupa por la crítica y es consciente de las conversaciones que giran a su alrededor; ella es, también, una estudiante de historia de la música que, me imagino, es muy consciente de su lugar dentro de ella. Ella no quiere hacer música “mala”, pero, en este momento, es difícil imaginar todo de esto. No voy a asumir los motivos de Taylor Swift, pero parece como un hecho indiscutible que está siendo económicamente incentivada a hacer canciones que suenan como una persona diferente. Con suerte, simplemente mejorará.

Alejandro Urbina
Bachiller en Comunicación y Marketing de la UPC, y melómano desde que tengo uso de razón. No soy dueño de la verdad absoluta, solo me gusta compartir mi opinión/perspectiva de esta adicción sin remedio llamada música.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top