BACKSTAGE

Mis discos favoritos del 2017


Ya llegó ese momento del año, tan celebrado por la opinología de las redes, en que todo el mundo hace sus listas de los mejores discos, películas y libros del año. Tal es la cantidad que incluso hay páginas que sistematizan estas publicaciones en una lista definitiva. A pesar de que puede ser un poco tendencioso, lo rescatable de este ejercicio es que de alguna forma nos ayuda a depurar la gran cantidad de productos que hoy se nos presentan como imprescindibles. Además, no hay que engañarse, para los maniáticos de la esquematización, es emocionante pensar en qué es lo que más te gustó y organizarlo en una lista.

Un disclaimer: estos no son los mejores discos del año, son mis favoritos. Se podría decir que al considerarlos mis favoritos, son para mi los mejores. Sin embargo, para algo tan subjetivo como la música, la única forma de ponerle la etiqueta de lo mejor de un determinado tiempo, es necesario cierto consenso, tiene que haber un juicio de valor compartido. Hoy me limito a elegir mis favoritos, a los que probablemente regrese más, en orden alfabético:

21 Savage, Offset & Metro Boomin – Without Warning. Nunca pensé que este me atraparía de la forma que lo hizo. Sí, es corto e incluso podría durar menos (para la segunda mitad del disco ya lo escuchaste todo); pero aún así no lo puedo dejar de escuchar. La producción de Metro Boomin es todo. Es la atmósfera misteriosa e intoxicante que ata estas canciones en un proyecto por el que no hubiera dado ni un sol, pero que de verdad vale la pena. Lo mejor: “Rap Saved Me”.

Ariel Pink – Dedicated To Bobby Jameson. Cada vez que escucho a Ariel Pink siento que estoy en un sueño, una película o un videojuego. O un videoclip de los 80s. Y a veces siento que es de los pocos músicos que realmente está haciendo algo propio. Lo mejor: “Another Weekend”.

Beach House – B-Sides & Rarities. Este no es un disco tradicional de estudio, es un compilado de canciones que no entraron en discos anteriores. Pero no hay que dejar que eso nos prive de escucharlo, este disco es un recorrido por los mejores años de Beach House, es un recordatorio de por qué Beach House es una de las mejores bandas de nuestro tiempo. Lo mejor: “Chariot”.

Converge – The Dusk In Us. ¿Qué puede salir mal en un disco de Converge? Sinceramente nada. No sé qué hacen pero siempre lo hacen bien. Son los amos y señores de su territorio. Kurt Ballou es el único que puede hacer que cada instrumento se escuche así de claro cuando tantas cosas están pasando al mismo tiempo y a ese nivel de intensidad. Lo mejor: “A Single Tear”.

LCD Soundsystem – American Dream. Aunque probablemente sea el “peor” disco de LCD Soundsystem, en el sentido de que no hay mayor novedad musicalmente hablando (sí la hay en el hecho de que este disco marca el retorno de la banda), igual contiene varios de los elementos que hicieron esta banda increíble en un principio y, para ser sinceros, la valla era bien alta. Lo mejor: “how do you sleep?”.

Mac DeMarco – This Old Dog. Después de Another One ya sentía que había escuchado todo lo que podía ofrecer Mac DeMarco. Sinceramente nunca pensé que volvería a escucharlo. Y qué bien que lo hice. This Old Dog puede no tener los singles de 2 y Salad Days, pero justamente tiene lo que le falta al resto: cohesión. En cierto sentido, es el primer álbum de Mac DeMarco. Lo mejor: “Sister”.

Natalia Lafourcade – Musas. Solo Natalia Lafourcade, luego de arrasar con los Grammy Latinos con Hasta La Raíz (una joya), se manda a hacer un disco como Musas: un tributo a grandes composiciones latinoamericanas de folclor junto a la banda Los Macorinos. Eso es lo increíble de Natalia, simplemente es ella. Lo mejor: “Tú Sí Sabes Quererme”.

Neil Young – Hitchhiker. Canciones de una sesión de 1976 que fueron saliendo con los años en diferentes versiones, algunas ya clásicos, otras recién salidas; pero que parecen encontrar aquí su sentido original. Neil Young nos muestra su lado íntimo y minimalista, propio de esos años tan prolíficos. Lo mejor: “Powderfinger”.

Power Trip – Nightmare Logic. Esto es thrash metal de manual, no vas a escuchar nada novedoso en ese sentido. Pero qué bien ejecutado y mezclado está. El sonido es impecable. Parece salido al mismo tiempo de 1985 y de 2017. Los 32 minutos que dura es la dosis ideal. Tremenda banda Power Trip y perfecta para quienes no le gusta su metal tan agresivo. Lo mejor: “Nightmare Logic”.

Protomartyr – Relatives In Descent. Primer disco de Protomartyr que escucho completo y qué tal banda. Mucho potencial. A pesar de que se puede sentir fuerte la influencia de los clásicos del post-punk, hay algo que lo hace indudablemente suyo. Las dinámicas entre guitarra y bajo son una delicia. Lo mejor: “My Children”.

Menciones honrosas:

Brockhampton – Saturation II.

Grizzly Bear – Painted Ruins.

King Gizzard & The Lizard Wizard – Flying Microtonal Banana.

Richard Dawson – Peasant.

Sharon Jones & The Dap-Kings – Soul Of A Woman.

 

 

 

 

Andres Blume
Comunicador de la PUCP y a veces músico. Este es un espacio para hablar de algunos de mis intereses sobre música. Síganme también en @woweezoey.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top