BACKSTAGE

Hitchhiker, uno de los discos perdidos de Neil Young

Fuente: Binaural

Pocos momentos en la vida de un artista (y en la historia de la música) se comparan con la primera mitad de los 70s de Neil Young. Entre 1969 y 1975 Neil Young sacó seis discos, todos ellos imprescindibles: desde su primera colaboración con Crazy Horse, Everybody Knows This Is Nowhere (1969), hasta sus momentos más personales con Tonight’s The Night (1975). Fueron años en los que Young se podía sentar una noche y componer un disco entero. Y en cierta medida, así lo fue con Hitchhiker (2017), el recién salido disco que data de esa época emblemática tan productiva y confusa de su carrera.

Grabado originalmente en una sesión el 11 de agosto de 1976, el álbum salió este año gracias al trabajo de recuperación que forma parte de los Neil Young Archives, material inédito de estudio y en vivo que no había visto la luz hasta hace poco. Como varios de los discos “perdidos” de Neil Young, muchas de las canciones de esa sesión han sido sacadas posteriormente en otras versiones durante sus 50 años de carrera. Por ejemplo, podemos encontrar clásicos como “Powderfinger”, “Pocahontas” y “Ride My Llama” que fueron parte de Rust Never Sleeps (1979) y ahora tenemos la oportunidad de escucharlas como fueron concebidas en un inicio.

Es así que, de las 10 canciones que tiene el disco, solo 2 son realmente nuevas. Sin embargo, esa no es razón para desestimar este álbum, ya que su fuerza viene de la experiencia completa de escucharlo como un todo. Cada canción cobra nueva vida cuando es reducida a la voz y guitarra de Neil Young, quien las relata con esa intimidad y nostalgia presente en sus mejores obras. Pocos artistas tienen esa magia para interpretar sus propias canciones. Con él, la máxima “menos es más” parece encontrar su mejor expresión. En ese sentido, los discos de archivo que han venido saliendo en los últimos años son la mejor prueba de ello. Lo fue con Live at Massey Hall 1971 (2007) y ahora con Hitchhiker.

Hoy en día parece poco novedoso un nuevo disco de Neil Young, incluso para sus fans, que están acostumbrados a escuchar nuevo material todos los años. Pero Hitchhiker se diferencia del resto por su valor como documento histórico y evidencia de una época dorada en la que Neil Young no sacó un solo disco malo y que al día de hoy se mantiene como uno de los mejores compositores de todos los tiempos.

 

Andres Blume
Comunicador de la PUCP y a veces músico. Me gusta mucho el cine, hablar de discos y libros, y sobre todo comer. Síganme también en @woweezoey
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top