CINEXCUSA

“El Gran León”: ¿Cumple La última entrega de Tondero y Carlos Alcántara?

“El Gran León” brinda una nueva apuesta para el cine comercial: el uso de los efectos visuales de manera extensiva y, para eso, cuenta con algunos de los rostros más reconocidos del medio. La última película del 2017 de la productora Tondero viene de la mano del director Ricardo Maldonado con Carlos Alcántara y Gianella Neyra en los papeles protagónicos. La película es una adaptación de la película argentina “Corazón de León” (2013), por lo que usa el mismo guion (de Marcos Carnevale), siendo adaptado para Perú por Hernán Rebaldería.

Empecemos con la historia y el guion. Se evidencia por qué el guion ha sido importado: es divertido, hay buenos diálogos y uno se puede meter sin problemas en la historia. La mayoría de las escenas funcionan bien y tienen coherencia individualmente, pero es cuando se juntan que los problemas empiezan. Se extrañan momentos y situaciones más potentes para que la historia se conecte, fluya mejor y se puedan comprender mejor las decisiones de los personajes. Y es por la ausencia de estos momentos que el final, que debería ser potente, pierde mucha fuerza.El otro problema de la historia son las subtramas que se presentan en el medio de la película. Estas muestran potencial para aportar a la historia general, pero al final no llevan a ningún lado relevante. Estos errores son menos perdonables ya que se trata de un guion importado al que le pudieron ver los errores y corregirlos, pero no fue así.

Vamos ahora con un punto fuerte de la película: las actuaciones. Carlos Alcántara y Gianella Neyra dan buenas actuaciones que reflejan las dimensiones de sus personajes y la relación entre ellos. Si bien el resto del reparto tienen personajes más unidimensionales, nos dan un buen trabajo, siendo Stefano Tosso el más memorable de ellos, sin olvidarnos de Patricia Portocarrero, actriz cómica que de verdad espero, tarde o temprano, que Tondero le dé su protagónico.La parte visual de la película, tanto la fotografía como los efectos visuales, está muy pulida y se debe reconocer este nuevo logro para el cine nacional al ser la primera película que hace un uso tan extensivo de los efectos visuales y lo haga bien en la mayor parte de la película. Lamentablemente sí hay momentos en los que los efectos se ven terribles, pero son muy pocos, por lo que no es tan grave.Respecto a la edición, al inicio faltó un mejor ritmo en algunas escenas, pero en las siguientes fluyó mucho mejor.

La película entretiene exponiendo un drama sin realmente burlarse de este. Esta mezcla es difícil de conseguir, pero lo logra. Los errores o faltas en la historia son manejables, hay momentos muy divertidos y visualmente cumple bien. Si quieres entretenerte y apoyar al cine peruano, esta es tu película.

David Castillo
Comunicador Audiovisual de la PUCP en preparación. Amante del cine, la televisión y los cómics. Fanático de la cultura popular geek. Apasionado por la política y la salsa.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top