BACKSTAGE

Colaborar entre artistas, todo un arte

Fuente: Getty Images

Fuera de la música, una de mis pasiones es la biología. Ahí aprendí un concepto muy interesante denominado simbiosis. Si buscamos en el diccionario se define como la asociación íntima de organismos de especies diferentes para beneficiarse mutuamente en su desarrollo vital. En otras palabras, dos organismos combinan esfuerzos para sobrevivir, cada uno complementando al otro.

Estuve escuchando diversas listas de reproducción que tengo en Spotify y me concentré en los temas que sean hechos a modo de colaboración y me percaté que para que realmente sean exitosos tienen que funcionar como una simbiosis. Cada artista debe proponer lo suyo y encontrar la forma que encaje con el otro.

Skrillex + The Doors 

En mi vida hubiese pensado que sería factible una colaboración entre los legendarios Doors (que escuché en mi infancia hasta el cansancio cuando descubrí el rock clásico) con Skrillex. En este caso, Skrillex demuestra su valor creativo al transformar unas líneas melódicas compuestas por el genio Ray Manzarek y utilizándolas encima de una base de dubstep. Para meterle dinamita al asunto, graba riffs de Robby Krieger en guitarra y sitar y luego reutiliza la frase Come on baby light my fire y finaliza el tema utilizando un discurso de Jim Morrison en el que el fallecido frontman habla de cómo ve el futuro de la música, aludiendo a el uso de elementos electrónicos.

“I can envision one person with a lot of machines – tapes, electronic set ups – singing and speaking, and using a lot of machines.”

https://www.youtube.com/watch?v=BUULBlDcju4

Orishas – Bembé

Orishas toma un riesgo muy atrevido y mezcla su legado de música cubana con patrones de dubstep muy agresivos. El concepto en mi humilde opinión funciona de maravilla. Pocas veces una canción se me queda alojada todo el día sin dejarme por un instante. En un mundo plagado por las copias y salidas fáciles, viene un productor genial y combina elementos previamente impensables y el producto es un gol de media cancha. Los golpes de bombo electrónicos hacen un maridaje con la percusión de ascendencia africana y resulta imposible quedarse quieto. Algo muy importante para los Orishas es cuidar la personalidad de cada uno de sus intérpretes y el arreglo se maneja de tal forma que cada uno tiene su propio espacio. La parte cantada del puente es una pausa que refresca con sus violines y claves de percusión negras. Finalmente pasa a una transición de dubstep que no se siente forzada. Finalmente Yomil y El Dany avientan sus versos de manera enérgica y la canción cierra con el piano de la introducción.

https://www.youtube.com/watch?v=ptI8Pxuhku4

Es normal que cuando uno se arriesgue vengan comentarios de gente que rechace cualquier mezcla novedosa, pero la música que hoy conocemos es producto de puro intercambio que en su momento fue impensable. Nunca paremos de explorar las posibilidades, no se sabe cuando encontremos una mina de oro.

 

Franco Banda
Productor Musical/Ingeniero de Mezcla y Mastering Freelancer. Estudiante de Música de la UPC. Master de Music Production & Technology de Berklee Online. Desayuno, almuerzo y ceno música todos los días de mi vida.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top