COMA Y PUNTO

Receta: Huevos Benedictinos – Desayuno para papá

Cuando era chica, mi comida favorita era el huevo frito con arroz. Hoy en día, cuando me preguntan cuál es mi comida favorita, (supongo que como soy cocinera se imaginan algo más interesante y elaborado) sigo respondiendo lo mismo: arroz con huevo… aunque ahora se me ocurren algunas otras formas y variantes, no necesariamente con arroz, como los  huevos pasados en el desayuno, escalfados (o poché), jam and eggs (sobre jamón frito), rancheros, rellenos, shakshuka (tradicional plato judío, sobre tomates guisados con especias), tortillas, omelettes, benedictinos, con aceite de trufas, entre otras maravillas… me resulta sorprendente como algo tan simple como un huevo juega un papel esencial en las recetas de dulces y salados, y cómo no variar en la forma de cocinarlo y disfrutarlo sin aburrirse.

Estoy segura que ese es un gusto heredado de mi Papi, que desde chica me daba a probar todo lo que él cocinaba y comía. Él me enseñó a cocinar los primeros huevos revueltos (siempre jugosos), a mantener la yema del huevo frito sin reventar (#alainglesa), a conocer los tiempos de cocción para el duro, el pasado (con el reloj de arena del abuelo)… y más adelante, cuando fuí creciendo….me enseño a voltear el omelette sin romperlo y finalmente, a hacer recetas más elaboradas y creativas.

Como es tradición, este domingo: Día del Padre,  le prepararé de desayuno sus huevos favoritos: Huevos Benedictinos. Y para los que estén pensando en cómo sorprender a sus papis, creo fielmente que no existe mejor detalle que ser sorprendido con un desayuno deli en cama, así que les compartiré mi receta casera para los que se animen a hacerla. El único riesgo, es que le guste tanto, que te lo pidan todos los fines de semana!

Huevos Benedictinos

Ingredientes:

  • 4 huevos
  • 1 barra de mantequilla sin sal (200 gr.)
  • vinagre blanco (marca Heinz)
  • una pizca de sal
  • una pizca de  pimienta blanca
  • zumo de ½ limón
  • 1 diente de ajo
  • Opciones de pan: 2 muffins ingleses tostados/ pan de molde (cortado en forma redonda sin bordes)
  • Jamón inglés (corte grueso),  tocino ó  salmón ahumado. Si no se tuviese jamón en corte grueso, se puede hacer rollitos de jamón con corte normal.
  • Para la decoración: ciboulette (o cebollita china si no tuviesen)

 

Preparación:

  • Salsa holandesa:
  1. En una olla chica, colocar la mantequilla y derretirla.
  2. Batir 2 yemas de huevos, hasta lograr estén bien batidas.
  3. Sin dejar de batir verter la mantequilla derretida (caliente, pero no hirviendo) en forma de hilo, hasta lograr espesor (textura mayonesa). Luego agregar el zumo de limón, el ajo, sal, pimienta blanca y 1 cucharadita de vinagre blanco.
  •  Huevos escalfados:
  1. Poner una sartén a calentar, con agua, sal, vinagre blanco, y colocar los huevos (de uno en uno), cocinar hasta que haya cuajado y que la clara cubra la yema. Tip: para prevenir que el huevo es esparza por la sartén lo recomendable es utilizar un molde circular, o de lo contrario inclinar la sartén hacia un lado  y ayudarse de dos cucharones para darle la forma redonda al huevo.
  • Tostar los panes en la sartén (con mantequilla).
  • Colocar sobre el pan, el jamón o tocino (previamente frito), o salmón ahumado. Luego, agregar un cucharón de la salsa holandesa, el huevo escalfado, decorarlo y listo!

 

 

Umi Duclos
Egresada de Administración Hotelera de la Usil. Creció en un ambiente culinario y fue formando así su fuerte pasión por la cocina. Amante de los viajes, la fotografía y la buena comida, hoy se dedica a su empresa: Cappissima.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top