CULINARIUM

Nutrición: Cuidado con la SAL

Hace poco, el 17 de mayo, fue el día mundial de la hipertensión arterial y el problema es que 20% y 35% de la población adulta de América Latina y el Caribe presenta esta condición y la gran mayoría no la controla.

Aquí el detalle no es si tienes o no hipertensión, la importancia es la prevención, ya que hay factores tan sencillos, que no cuestan y se pueden poner en práctica en el día a día para prevenir esta enfermedad que no tiene cura pero felizmente es tratable y lo mejor prevenible.

Lo que tenemos que tener en cuenta para controlar y evitar la hipertensión es cuidar la ingesta de sal, está no debe superar los 5g (1 cucharadita) o 2g de sodio al día. Para cuidar este aspecto sigue los siguientes consejos.

Lee las etiquetas nutricionales.

Revisa la cantidad de sodio por porción y por empaque. Lo ideal es que optes por los productos con un 5% o menos del VD de sodio por ración ya que es un porcentaje bajo y por otro lado evites los alimentos que tienen más de 500mg de sodio por 100g de producto sólido.

 

Ojo! con la cantidad por porción.

  1. Un paquete de galleta de 4 unidades indica que tiene dos porciones, es decir 2 galletas es una porción. Por cada porción indica que tiene 300mg de sodio y tú dices perfecto! es menos de 500mg, peroooo seamos sinceros te comes solo la mitad del paquete o te comes todo? si tu respuesta fue la última opción quiere decir que has ingerido más de 500mg en un solo bocado. en resumen es mucho!

 

Más fresco, menos industrializado

Todo se basa en el sodio, este mineral ayuda a preservar los alimentos por ello es parte de los productos industrializados como embutidos, aderezos, cereales, frutas, verduras y sopas en conservas. Una sola sopa instantánea puede contener la cuarta parte de tu requerimiento de sodio. Ante ello prefiere lo natural.

 

Retira el salero de la mesa

Al cocinar ya se agregó sal, ya no es necesario que le agregues sal a tus comidas.

 

Usa hierbas aromáticas en lugar de los cubitos sazonadores ya que estos pueden llegar a tener contener el 70% del requerimiento diario.

 

Cuidado con los alimentos bajos en grasa

La industria al limitar el contenido de grasa de los alimentos puede ocasionar que estos sean menos apetecibles y por ello suelen agregar más sal para compensar el sabor.

 

No todo es sabor dulce

Si te gusta el dulce no creas que estas libreL. Los postres como galletas dulces, queques o pasteles pueden contener una cantidad regular de sal. Come con mesura.

 

 

Alexandra Marquez Hinojosa
Licenciada en Nutrición y Dietética de la UPC. Se dedica a la consultoría nutricional desde hace 5 años. Ama prevenir enfermedades crónicas a través de la nutrición. Tiene gran interés por la sostenibilidad lo que la llevo a tener la especialidad en Responsabilidad Social y Sostenibilidad (ESAN). Miembro de Save Food, iniciativa mundial en contra del desperdicio de alimentos.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

To Top