CULINARIUM

Gastronautas: Paciente y positivo, extrañando a mis amigos

Tengo una sensación un poco irónica, aparte de sentir un poco de resaca también… Irónica porque el motivo de mi resaca fue una despedida, y curiosamente no hay cosa que más desee en este momento de mi vida que irme.

Las despedidas no son bonitas pero cuando regresas al lugar donde quieres estar, probablemente lo que menos sientas es nostalgia. Quizás sea un poco de ansiedad por ya estar en tu lugar, pero pena es algo que ya no vale la pena sentir.

Un buen amigo se regresa mañana a Barcelona y uno de mis hermanos de la vida se fue ayer a trabajar a Santiago de Chile, ambos amigos cocineros como yo. De los dos me despedí y a los dos les desee la mejor de las suertes y éxitos del caso, pero muy en el fondo de mi corazón, solo pensaba en subirme al avión con ellos y no volver por un tiempo…largo tiempo.

Intento encontrar la mejor manera para retirarme de acá. De hecho, las decisiones que tome van a regir bastante lo que será de mí en los próximos meses o quizás años, pero hace poco me dijeron que el destino cambia cada siete segundos, cada siete minutos, cada siete horas… Y así me mantengo yo, expectante a esos cambios y a esa visa de trabajo, dicho sea de paso.

Cambios que sin darme cuenta soy yo el que los está generando. Las prioridades van cambiando y el cocinero que esperabas ser algún día va mutando poco a poco con las experiencias que vas teniendo en el camino. Mientras vas definiendo que es lo importante para ti y lo que no. Quizás termines siendo un cocinero totalmente distinto y está bien, de eso se trata.

La verdad es que ando un poco confundido y extrañando locamente una cocina. No me quejo del tiempo libre para hacer otro tipo de cosas, pero extrañar el estar en una cocina es una mala costumbre que se generó hace unos años cuando empecé a trabajar.

Entre las mil y un cosas que estoy haciendo, las despedidas que voy teniendo y los tiempos de meditar para saber que decisiones tomar, creo que voy por un buen camino. Seré paciente y positivo, mientras extraño a mis amigos, sabiendo que soy yo el que sigue y pronto los veré.

 

André Gallet
Egresado de la carrera de Gastronomía y Arte culinario de la universidad Le Cordon Bleu, empedernido cocinero que sigue persiguiendo sus sueños y espera nunca dejar de aprender.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top