CULINARIUM

Gastronautas: Mi viaje…parte 2

viaje

¨Alegría, susto, pánico, emoción.. sentimientos que aparecieron sin que los llame el día que me respondieron de un restaurante en Madrid. Había mandado solicitudes a muchos, pero había uno en particular que quería que me responda. Curiosamente, ese fue el que me respondió.

El mundo dejó de girar, tu vida se detiene por un momento, evalúas, ves prioridades, te aterras y sales adelante.. El proceso es un poco fastidioso -no puedo, ni quiero negarlo-  pero es parte de.. Esas demoras en las respuestas de los mail, van y vienen los mensajes sin descifrar, las llamadas a larga distancia que no son contestadas, la espera por esa respuesta deseada.. la fecha en la que puedes comenzar.¨

Este es un fragmento del post que escribí cuando me respondieron de España. Lo recuerdo como si fuera ayer. Y aunque todo parezca felicidad, la verdad es que no lo fue tanto. Recibí la mejor noticia del año con hepatitis, en mi cama. Un mes después, mientras seguía esperando papeles para poder concretar el viaje y me seguía recuperando, tuve que renunciar a una de las chambas de mis sueños por irme. Probablemente no quede del todo bien ahí , porque ya venían esperándome un mes de los tres que me dio el doctor. Pero qué más da, tenía hepatitis y me iba a España. Tenían que entender.

La espera, llena de vicisitudes y desesperaciones, se hizo eterna. Tuve la cabeza clara y tranquila por épocas y por otras no, la ansiedad me consumía y no esperaba la hora de poder ya estar en Madrid. El tema de la visa me preocupo de más, cuando en realidad no era para tanto. Y así, entre sustos, alegrías y desencantos que no debieron suceder.. Fuí entendiendo, que esto iba a demorar.

Los últimos días estuvieron súper intensos, tanto que no me dejaron saborear las ansias de saber que ya me voy. Entre una cosa y la otra, sigo sin asimilar que hoy a las 8 me recogen para llevarme al aeropuerto. Parece como si no estuviera emocionado, o quizás mi cara no lo expresa.. Pero muy en el fondo, la felicidad me desborda y las ganas de comerme el mundo me agobian, solo estoy manteniendo la calma.

Alegría, susto, pánico y emoción.. Son los adjetivos que me describían hace unos meses y curiosamente, lo siguen haciendo. Por fin llegó el día, espero estar listo para todo y dar lo mejor de mi. Y es que este es el inicio de la aventura y contársela desde España, va a ser mi mayor placer.


Fuente de imagenes: André Gallet

 

André Gallet
Egresado de la carrera de Gastronomía y Arte culinario de la universidad Le Cordon Bleu, empredernido cocinero que sigue persiguiendo sus sueños y espera nunca dejar de aprender.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top