CULINARIUM

Gastronautas: Lo admito, aún no quiero darte una respuesta

Me considero una persona conversadora, no se si sea un defecto o una virtud. Pero esta condición me lleva a muchas conversaciones con preguntas y respuestas muy interesantes. En algunas ocasiones no es fácil responder, pero trato de llegar a una respuesta correcta en la gran mayoría de casos. Aunque no siempre es así, aveces hay preguntas en las que prefiero reservarme la respuesta.

Me considero una persona conversadora, no se si sea un defecto o una virtud. Pero esta condición me lleva a muchas conversaciones con preguntas y respuestas muy interesantes. En algunas ocasiones no es fácil responder, pero trato de llegar a una respuesta correcta en la gran mayoría de casos. Aunque no siempre es así, aveces hay preguntas en las que prefiero reservarme la respuesta.

¿Cual es tu especialidad? es una de ellas.. una pregunta fácil de hacer, pero difícil de responder, sobretodo en esta etapa de crecimiento. Cuantas veces me he topado con amigos y enemigos, conocidos y por conocer, que al decirles que soy cocinero me preguntan ¿Cuál es tu especialidad?. Esa bendita pregunta, que hace que recuerdes todas las cosas que has aprendido, todas las cosas que has visto, las cosas que mas te llamaron la atención y las que decidiste que sean un habito para ti, pero que sin embargo igual se te hace complicado darles una respuesta.

No digo que sea imposible decir cual es tu especialidad -con el tiempo se ira definiendo- pero en esta etapa de crecimiento y aprendizaje, esa pregunta genera más debates mentales que el Baldor en la secundaria. Te lleva a pensar que en algún momento próximo, vas a tener que definir a que te vas dedicar.. que la vida es muy larga y eventualmente vas a tener que decidir que es lo que tienes que hacer el resto de tu vida. Te genera hambre de conocimiento, por querer seguir avanzando y descubrir que quizás lo que sabes ahorita, no es ni el 10% de lo que vas a aprender en un futuro.

Avanzas con los ojos mas abiertos, buscando encontrar eso que te enamora dentro de lo que te apasiona, que es cocinar. Te pierdes entre la gama de posibilidades que se te presentan y las decisiones que tienes que tomar, sin experiencia. No siempre te genera buenos sentimientos, también crea ansiedad y hay que saber manejarla, si no la manejas de manera correcta probablemente no puedas especializarte en nada. Decidir si cocinar a la vanguardia o cocinar lo que hizo que te vuelvas cocinero/a. Esa comida clásica -En mi caso, comida peruana- que te llega al alma y te mueve los conchitos.

Con el pasar del tiempo los debates van a llegar solos; entenderlos, afrontarlos y avanzar a buen ritmo con los pies bien puestos en la tierra, es parte de lo que tenemos que hacer. Siempre hay algo que te gusta mas que el resto. Ese sentimiento escondido en lo mas profundo de ti, que sabes que esta ahí, pero no lo tocas en tus conversaciones. Que podría definir la respuesta a la pregunta, pero no tendría sentido decirlo hasta no sentirte seguro habiendo vivido lo que necesitas vivir. ¡Quédatelo! no siempre tienes que responder a todo.. ya responderás cuando tengas una sonrisa permanente en la cara haciendo lo que mas te gusta. Responder en esa situación, seria lo ideal.

Mientras tanto sigue definiendo tu estilo, apasiónate con lo que haces y obsesiónate con cada detalle. Ya sea en Lima o en alguna provincia, en Perú o algún país del exterior, el camino es muy largo y tienes mucho tiempo para definir tu especialidad en base a lo que aprendas y a lo que mas te llame la atención.  En mi caso, aun no la defino -y no quiero hacerlo- para mantener las puertas abiertas a algo que me apasione en lo que me espera del futuro. Quizás no me apasiona nada mas y la respuesta siempre estuvo aquí, pero eso ya se ira definiendo con el tiempo.

Ps: Una cosa si esta clara, el ceviche se queda conmigo toda la vida.


Fuente de imagen: pmadrid.com

 

André Gallet
Egresado de la carrera de Gastronomía y Arte culinario de la universidad Le Cordon Bleu, empedernido cocinero que sigue persiguiendo sus sueños y espera nunca dejar de aprender.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top