COMA Y PUNTO

Coma y Punto: Caso 003-2018 – Manas Caffé-Bistró

En la, hoy por hoy, zona gastronómica de Santiago de Surco, no hace mucho abrió sus puertas un pequeño lugar que busca romper los esquemas del distrito y siendo así, es que fui en búsqueda de aquellos sabores que tanto se comentan. Aquí mis comentarios.

El primer medio probatorio fue una causa con langostinos al «panko» con palta y salsa tártara al estilo «nikkei», con trozos de huevo hervido y otros menesteres (secretos de cocina).

Al momento de la prueba, me topé con un festival de texturas y sabores en boca muy bien logrados. Sobre lo sustantivo, debo señalar el encuentro con langostinos tiernos y crocantes, y una causa elaborada con un prensado impecable, una fritura limpia y un adecuado toque de sal. Muy buena.

La segunda prueba constituyó un clásico reinventado. Los rollos primavera o («spring rolls» para los angloparlantes) aquí, llevan en su interior un relleno de lomo saltado y se acompañan con salsas de ají amarillo ahumado y de rocoto «morroneado».

Crocantes y muy bien presentados, en boca certifiqué una adecuada selección de la carne, en virtud de la suavidad percibida en cada mordisco. Las salsas —por su parte—, brindaron sutiles pinceladas de picor en un juego de sensaciones bien construido y con mucho carácter. Entrada recomendada por este tribunal a todas luces. A trámite.

A continuación se presentó un platillo constituido por ciento ochenta gramos de salmón en salsa «teriyaki», sobre una cama de «tagliatelle» en aceites de oliva y ajonjolí, con láminas de zanahoria, frijol chino, culantro, «holantao» y cebolla china. Se suele decorar con masa frita para brindar textura.

En el análisis: pasta al dente, vegetales frescos y salmón muy bien cocinado (aunque la piel pudo estar un poco más crocante). Faltó un poco de sal, a criterio de la sala (asunto que se puede solucionar con un salero en mesa). Acertado en términos generales.

Finalmente, la cuarta prueba: una torta de chocolate servida en porción generosa, que aunque intensa en porcentaje de chocolate y abundante en relleno, se mostró un poco seca producto de la refrigeración. Asimismo, se acompañó con una bola no muy cremosa de helado de vainilla (que también puede mejorar), crema batida a punto y una lámina de fresa decorativa. Presentación correcta para una torta sabrosa, aunque ensombrecida por cómo es custodiada. Levantamos el martillo para juzgar.

Sentencia:

Con entradas plausibles y algunos platillos que pueden mejorar en cuanto a construcción, Manas Caffé-Bistró cuenta con un ambiente excelente en el que se ofrecen, además de platillos pujantes, cervezas «premium», espectáculos en vivo y una buena atención en el que los propios dueños sirven al público en coordinación con el personal de salón.

Quienes prestan oídos a las sugerencias constructivas, tiene la apertura para llevar a cabo mejoras que desde esta corte consideramos oportunas señalar y aquí han tomado nota con afable consideración. Motivada la sentencia, otorgamos 3.5 martillos sobre 5 con la certeza de que volveremos muy pronto.

Giorgio Schiappa-Pietra Fuentes
Abogado corporativo y redactor gastronómico en Derecho a Comer. Hablo como escribo y escribo como hablo.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

To Top