COMA Y PUNTO

Coma y Punto: Amore a Prima Vista – Ostería Convivium

Una “Osteria” es un lugar donde originalmente se servía vino y también se contaba con un servicio de tratoria sencillo. En español significa “taberna”, lo cual indica un ambiente muy casero. En “Osteria Convivium”, el chef Diego Ruiz de Somocurcio (Carnal y Malabar) nos trae una carta renovada en un restaurante con recetas tradicionales de las diferentes regiones de Italia con un toque americano.

Se comienza con el ‘antipasti’ y la mejor manera de empezar es con unas croquetas de mozarella. Queso perfectamente empanizado por fuera y totalmente derretido por dentro. Viene acompañado con salsa marinara aromatizada con albahaca, una explosión de sabores en boca, hecho a medida para deleitar el paladar. Sin lugar a dudas un antipasto para repetir.

El vitello tonnato pinta bien, la ternera la cocinan al vacío y queda con una textura muy suave. El fuerte sabor de la salsa de atún cubre el ligero sabor de la carne y la realza dando así un resultado exquisito. Dentro de los antipastos también tienen carpaccios, tartares y una gran variedad de ensaladas. Para los amantes de las pizzas hay varias opciones, delgadas y clásicas. Recomiendo la “Parma” con prosciutto, arúgula y grana padano.

  

Como ‘primi’ cuentan con las pastas, la “Positano”: fettucinis con langostinos, hojuelas de ajo crocantes, vino blanco y tomate. Normalmente la pasta con insumos marinos es algo bien difícil de lograr, la verdad es que ésta armoniza muy bien los sabores. La carbonara clásica con panceta, huevo y grana padano, sencilla y tradicional.

En muy pocos lugares de Lima he comido un pesto tan rico: pasta corta con vainitas y la papa en trocitos, en este caso papa amarilla. La combinación es insuperable, deben probarla. Los gnochis tipo caprese, por otro lado, no fueron nada del otro mundo. Como todo buen restaurante italiano también cuentan con las clásicas versiones de risottos.

Para endulzarse: un tiramisú por el que volvería indudablemente. El equilibrio perfecto entre el bizcocho y el café, el queso mascarpone y los crujientes nibs de cacao, de lejos mi favorito. Un deleite para los ojos y para la boca. En la selva negra o “Foresta Nera” el chocolate amargo predomina, clásico de clásicos, las cerezas y el chocolate nunca irán mal juntos.

  

El fuerte sabor del queso en el cheesecake podría asustarlos, la ricota es fuerte pero cuando se mezcla con las fresas y los frutos rojos se balancea muy bien. La panna cotta, una gelatina de crema de leche, caramelo y plátano flambeado es un postre diferente, lamentablemente me gusto más la decoración que el postre en sí.

Con un ambiente cálido podemos disfrutar de una propuesta de calidad con el encanto de un restaurante italiano. Los precios son ligeramente altos pero la experiencia gastronómica lo vale, el servicio muy profesional, cuentan con una excelente bodega de vinos, perfecto para una cita romántica o una cena sofisticada.

S/. 60 – S/. 80 por persona

Calle Santa Luisa 110, San Isidro

Ranking (1-5): ****

Daniella Viale
Chef de Le Cordon Bleu Peru. Amante de la buena comida, quiere compartir todo lo que ha aprendido y lo que prueba/come día a día. Food Blogger en La Gourmandise, dueña de la Pasteleria Dulce Delicia y co propietaria de NutriChef.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top