COMA Y PUNTO

Coma y Punto: La Purita Verdad de las Menestras

Seguro en tu casa se viven los lunes de menestra, pero cuando estás “a dieta” decides evitarlas por creer que engordan y que son poco saludables. Te gustan pero optas por erradicarlas sin saber realmente por qué. Bueno, aquí va su purita verdad.

Las menestras, legumbres o leguminosas son semillas, y algunos ejemplos son las lentejas, habas, pallares, garbanzos, frejoles, arvejas, entre muchas otras.

Con respecto a su valor nutricional son muy ricas en proteína y bajas en grasas. Así ayudan a mantener una adecuada masa muscular, brindan saciedad por más tiempo (ya que la proteína demora más en digerir) y son ideales en planes de alimentación para bajar niveles de grasa. Además, tienen un alto contenido de fibra, lo que favorece el tránsito intestinal y calma el apetito otorgando mayor saciedad por más tiempo, a la vez que regula niveles de colesterol y glucosa en sangre.

Dentro de los alimentos de origen vegetal, éstas poseen un contenido notable principalmente de hierro, mineral que aumenta los niveles de hemoglobina, transporta oxígeno, fortalece el sistema inmune, participa en la renovación celular, favorece la producción y liberación de energía, entre muchas otras propiedades fundamentales para mantenernos saludables día a día.

En cuanto a lo gastronómico y económico, además de ser un alimento de bajo costo las menestras son sumamente versátiles en la cocina, pudiendo disfrutarse frías en ensaladas o calientes en sopas, acompañadas por ejemplo de queso fresco o cottage, huevo o pescado, como base de hamburguesas vegetarianas o hasta en torrejitas con verduras y huevo. Su sugerencia de consumo en adultos sanos es de 2 a 3 veces por semana.

A algunas personas les es más difícil digerir las menestras. Un tip para disfrutarlas sin malestares digestivos es cocinarlas con bicarbonato de sodio. Déjalas remojar la noche anterior con 1 cdta de bicarbonato para 1kg de menestra. Al día siguiente cambia el agua y ponlas a cocinar dejándolas hervir durante 15 minutos. Luego cambia nuevamente el agua y cocínalas a fuego lento volviéndole a agregar 1 cdta de bicarbonato para 1kg de menestra.

Para sazonarlas es más que suficiente con ajo, condimentos y verduras al gusto, sin necesidad de emplear aceite u otras grasas.

Por último te recomiendo acompañarlas siempre con algún alimento de alto contenido en vitamina C, ya que ésta vitamina aumenta inmensamente la absorción del hierro. Algunas sugerencias son limón, naranja o toronja, en la forma de preparación que más prefieras pero cortado o exprimido de inmediato para aprovechar al máximo su contenido de vitamina C.

Así que ya sabes, cambia los lunes de menestra por unos básicos lunes, miércoles y viernes, y aprovecha las distintas menestras en sus tantas diversas formas para disfrutarlas ahora sí con gusto y sin remordimientos.


Fuente de información: www.fao.org/rpp.pewww.elpopular.pewww.sierraexportadora.gob.pewww.andina.com.pe

Fuente de imagen: www.whatthegirl.com

Talía Carreño
Nutricionista egresada de la UPC con mención en Nutrición para el deporte y más de 4 años de práctica en consultoría nutricional. Su abc son la alimentación amigable, bien servida y creativa. Viviría de cantar, enseñar, cocinar y comer.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top