COYUNTURA

Opinión: Trump y Keiko

La competencia electoral actual en Estados Unidos tiene muchas similitudes con la segunda vuelta que tuvimos hace unos meses en el Perú. En muchos aspectos Trump es a Keiko, como Hillary es a PPK.

Trump logró un bolsón firme y leal de votos que le permitió avasallar en las primarias republicanas y seguir firme en la lucha por la presidencia. Algo parecido a lo que sucedió con Keiko en la primera vuelta. Los dos candidatos avanzaron sin problemas hasta la etapa final de sus respectivas contiendas.

Ambos son candidaturas demagógicos/populistas, con un pasado turbio y con cuestionadas posturas acerca de los derechos humanos. Si bien Keiko no tiene tanto la imagen de “payaso” (aunque sí de otros epitetos) que Trump ha cultivado entre sus opositores , definitivamente el partido fujimorista está plagado de personajes caricaturescos.

Al mismo tiempo, los electores de Trump y Keiko se parecen mucho: ambos ven a sus líderes con devoción y los consideran los únicos con la capacidad de poner mano dura en el manejo del pais. A su vez, ambas masas electorales tienen posturas que lindan con lo reaccionario respecto al combate a la inseguridad y a la visión del “otro”.

Por el otro lado, Hillary representa al establishment como PPK. Es liberal para los derechos individuales (más liberal que PPK pues, por ejemplo, su defensa por la igualdad de genero y el matrimonio gay es destacable) y conservadora en los aspectos económicos (no tanto como PPK, ya que ella propone mayor presion fiscal para las clases ricas por ejemplo). Hillary, como PPK, tiene también un historial de trato recurrente con grandes corporaciones y líderes mundiales. Y ambos tuvieron que vencer, ajustadamante, a excelentes candidatos progresistas de izquierda para seguir en la contienda (Bernie Sanders y Veronika Mendoza respectivamente).

Proyectando estas analogias al futuro inmediato, Hillary, al igual que PPK, podria hacer ahora un llamado a toda la ciudania progresista que cree en un estilo de gobierno democrático, moderno y respetuoso de los derechos de todos, para así enfrentar a Trump. Como sucedio en nuestra segunda vuelta, podria lograr (con el apoyo de Bernie por ejemplo) que el NO a su contendiente sea mas fuerte que su candidatura misma.

Una de las lecciones más interesantes tanto de la marcha por el No a Keiko como la ultima marcha #NiUnaMenos es que demuestra como la lucha progresista es mucho más exitosa cuando se logra unir los diferentes poblaciones bajo una sola causa común. No necesariamente todos los involucrados en dichas marchas tenían que pensar exactamente igual en todo, pero sabían que había una movitación principal que los unía, y se aunaban esfuerzos desde las diferencias.

Es así como se genera articulación y sinergia. Caer en la pasividad y la indiferencia en estos momentos seria un gran error. Activa incidencia por la democracia y la igualdad es lo que más se necesita ahora en Estados Unidos para vencer la amenaza retrograda y oscurantista de Trump. Y tambien se necesitará lo mismo en el Peru del 2021 cuando el fujimorismo vuelva a intentar conquista el poder. Podemos comenzar desde ya.

Iván Pavletich
Ingeniero industrial y magister en Gerencia Social por la PUCP y diplomado en Gobernabilidad y Gerencia Política por The George Washington University. Ha vivido y trabajado en Lima, Rio de Janeiro y, actualmente, en Cartagena en la gestion financiera de programas de desarrollo. Intenta ser activista por los derechos TLGB.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top