COYUNTURA

Opinión: Trump – La era de la censura y el ataque

Con Barack Obama el sueño americano cambió. Ya no sólo se trataba de lograr el éxito económico sino de crear una nación tolerante y abierta al diálogo. Desde el gobierno central, se establecieron una serie de políticas y mensajes que promovían la diversidad y protección de los derechos individuales. Además, para el imaginario de la población, Obama era distinto a cualquier presidente que hayan tenido antes, ya que no sólo se presentaba como cercano y empático a ciertas minorías, sino que se mostraba como humano. Sin embargo, con la llegada de Donald Trump la agenda del gobierno de Estados Unidos ha cambiado y con ello el estilo de comunicación.

Desde sus inicios, la campaña de Trump se caracterizó por tener una comunicación agresiva. Esto se revela no sólo a través de mensajes sino también de acciones, en parte debido a que las percepciones que desea crear, las problemáticas que su partido considera más importante y las soluciones que plantea le exigen hacer uso de una comunicación con un tono cruel  y que le sirva para someter. Un claro ejemplo es cuando Trump se refiere a la migración de mexicanos hacia Estados Unidos y la necesidad de construir un muro fronterizo. En su discurso, el presidente electo construye una narrativa en la que presenta a los inmigrantes como una plaga de delincuentes e incluso inferiores a la población norteamericana. Del mismo modo, este estilo se ha mantenido aún como presidente electo. Por un lado, ha declarado públicamente como enemigo a algunos medios de comunicación, como CNN y BuzzFeed. Por otro lado, la página de la Casa Blanca ya no cuenta con una versión en español ni con información referente al cambio climático y la protección de los derechos LGTB.

En conclusión, Donald Trump y su administración representan a un segmento de la población con valores opuestos a los que se asoció a Estados Unidos durante el gobierno de Barack Obama. Desde esta perspectiva, no resulta extraño que la comunicación y la imagen que se proyecta desde el gobierno hayan dado un giro de 180 grados. En este caso el reto estará en conectar con aquellos sectores que rechazan al nuevo presidente pero que movilizan a las masas. De esta manera, de no lograr formar relaciones con estos grupos, la amenaza a la legitimidad y reputación de la actual administración seguirá latente.


Fuente de Imagen: Fox Business

Alexandra Vassallo
Estudiante de Comunicación e Imagen Empresarial en la UPC con especial interés en comunicación externa y la incidencia del manejo comunicacional en el entorno político. Ganadora de la Beca Internacional Laureate a la Excelencia Académica y chancona de profesión. Adicta a House of Cards y con la esperanza de que algo de Frank Underwood se le pegue a PPK.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

To Top