COYUNTURA

Opinión: Quemar a Marilú a como dé lugar

La huelga de maestros, el error de confundir a San Martín con Simón Bolívar, la denuncia de Exitosa ¿Una coincidencia?

Era evidente que Marilú Martens no la tendría fácil como Ministra de Educación; le habían dado una ‘papa caliente’, el ministro Saavedra (cuya continuidad fue un error exclusivo de PPK) había sido censurado sin razones claras: Indicios de corrupción que después de la censura nunca se volvieron a mencionar y, peor aún, no fueron investigados. Lo que desnuda la irresponsabilidad fujimorista: dispara, dispara que alguien va a caer.

Ahora, en la mira de fusil está la ministra Martens. Los hechos ocurridos en las últimas semanas son demasiada coincidencia; más bien, tiene un tufillo de venganza por quienes, desde su posición conservadora, se la juraron desde la imposición del Currículo Nacional.

La huelga de maestros

El Secretario General del SUTEP Alfredo Velásquez desvinculó a su sindicato con la huelga magisterial prolongada más de lo debido. Incluso, se atrevió a vincular los excesos con una supuesta influencia del MOVADEF. Se supo que el Ministerio de Educación llegó a un acuerdo con el SUTEP que contempla el aumento de salario.

¿Por qué continúa? La huelga indefinida (que pone el peligro el año escolar) huele a política.

¡Horror del MINEDU!

Es difícil de digerir que la confusión de ambos libertadores se trate de un error, de algún practicante como dijo De Belaúnde.  Lo más probable es que se trate de un boicot cuyo fin fue consumado: mancillar la imagen de la ministra Martens. Era el coctel perfecto para 28 de julio, que el MINEDU cometa un error de esos que hieren susceptibilidades.  Incluso, muchos se acordaron de lo ocurrido con el logotipo de la ONPE en tiempos electorales; el cual se realizó a modo de protesta.

Denuncia de Exitosa

El día de ayer, el diario Exitosa (donde trabaja Phillip Butters, quien le tiene tirria pública a la ministra desde la marcha Con mis hijos no te metas) soltó una denuncia bastante tendenciosa acerca del supuesto beneficio que recibió Gabriel Aguirre, su hijo, para poder realizar sus estudios en el extranjero. Amarillo desde el título, el cual dice que la ministra, en el 2014, ‘hizo postular’ a su hijo a Beca 18. Llama la atención que la denuncia se haya hecho sin fuentes: las palabras de Elizabeth Huamaní Vargas, ex trabajadora de Pronabec (la misma que afirma que hubo una lista de 40 personas a ser beneficiadas), no pueden ser tomadas como determinantes sin escuchar la versión de los involucrados.

Gabriel Aguirre ha respondido a la denuncia desde sus redes sociales. Marilú Martens, por su lado, ha dicho que su hijo nunca postuló a Beca 18.

¿Qué está pasando?

Parece que existe una intención detrás de estos escandáleles prefabricados. El fujimorismo ha pedido interpelar a la ministra Martens; pero esto no es nuevo, ya lo había pedido el congresista Becerril el mes de marzo por el Currículo Nacional. La congresista Aramayo ha solicitado la renuncia de la ministra ¿Es una coincidencia que se busque la destitución de la ministra Martens? En política no existen coincidencias. Más que un escándalo, es un segundo impulso para quemar a Marilú Martens a como dé lugar.

Esperemos que PPK no la ponga en bandeja de plata para ser degollada.

 

Paul Montjoy Forti
Escritor. Estudiante de Derecho en la Universidad de Piura. Autor de ‘Relatos desde el Hígado’ y ‘Quijotes ultramarinos’.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top