COYUNTURA

Opinión: Panama Papers – Reacciones mixtas: Perú vs. Mundo

” Sin embargo, una reacción adicional de la Unión Europea llamó mi atención en particular, debido a la eliminación -casi en paralelo- de una medida similar instituida desde 2012 en el Perú. En específico, la Comisión Europea se empecinó con el proyecto que obliga a las empresas con ingresos superiores a los USD850 millones a revelar públicamente su condición y características de contribución fiscal.”

Hace algunas semanas, el destape de los Panama Papers generó revuelo a nivel nacional e internacional. En el Perú se vieron involucrados de manera directa u indirecta figuras tan reconocidas -y distintas entre sí- como nuestros candidatos a la presidencia para la segunda vuelta; nuestros cheffs Acurio, Osterling y Pesaque; Rodolfo Orellana entre otros personajes.  Sin embargo, a pesar de que la sola utilización de empresas o capitales off shore no denota una acción ilegal per se, esta herramienta es usualmente señalada como una que facilita acciones que sí lo son. Según el presidente de Transparencia Internacional, José Ugaz, dichas acciones relacionadas serían (1) la evasión de impuestos, (2) los casos de fraude y (3) el lavado de activos. Para lo cual, es necesario un riguroso proceso de investigación cuyo primer paso fue dado ya por la SUNAT con el allanamiento judicial de la sede de la firma Mossack Fonseca -principal involucrada a nivel mundial- en Lima.

Curiosamente, las respuestas de los gobiernos a nivel mundial tuvieron un patrón mixto -en relación a la ‘sacudida’ de sus importantes involucrados. En Ucrania, la Oficina de Anticorrupción absolvió a su presidente, Petro Poroshenko, de cualquier investigación relacionada a sus cuentas off shore. En China, a pesar de la fuerte campaña anticorrupción emprendida por su presidente, la autoridad de censura determinó la eliminación de los Panama Papers u otros documentos relacionados en los principales servidores de Internet (siendo dicha acción dirigida por el Partido Comunista, quien ve involucrados en el escándalo a ocho funcionarios y ex funcionarios). Por otro lado, países como Australia, Suiza, España e India iniciaron ya investigaciones. Finalmente, en la región, México planteó la utilización de programas de regularización tributaria, o “retorno de inversiones”, para ganancias no declaradas siempre y cuando los recursos prueben procedencia lícita.

 Sin embargo, una reacción adicional de la Unión Europea llamó mi atención en particular, debido a la eliminación -casi en paralelo- de una medida similar instituida desde 2012 en el Perú. En específico, la Comisión Europea se empecinó con el proyecto que obliga a las empresas con ingresos superiores a los USD850 millones a revelar públicamente su condición y características de contribución fiscal. Dicha medida tiene como sustento la transparencia en el pago de cargas fiscales y la reducción de la utilización de posibles paraísos fiscales en la región -como Holanda, Luxemburgo o Bélgica.  Se comenta además, que como respuesta frente al escándalo desatado por los Panama Papers, el proyecto habría generado un consenso inmediato.  

 Por el contrario, paralelamente, en el Perú, el Tribunal Constitucional anuló el artículo de la ley que obligaba a las empresas no listadas en bolsa -pero con ingresos superiores a aproximadamente 12 millones de soles- a presentar sus Estados Financieros a la Superintendencia del Mercado de Valores -con acceso público a solicitud. Si bien el público al cual se dirigía la norma es necesariamente distinto -debido a los niveles de generación de ingresos- el fin es bastante similar: facilitar la transparencia.

 Si bien además la eliminación de la norma se sustenta en la disminución de sobre-costos, el derecho a la intimidad -específicamente sobre el secreto bancario y reserva tributaria- y la deficiencia del alcance de la autoridad bajo la cual estaba normada (al no pertenecer dichas empresas al Mercado de Valores) nos enfrentamos a una disyuntiva interesante. En específico, el acceso público a información financiera empresarial -que incluye la condición tributaria de esta y sus sucursales- podría favorecer la identificación de prácticas de corte ilegal. No obstante, a diferencia del contexto Europeo, en el Perú al parecer hoy se elige el valor de confidencialidad de la información sobre su capacidad de generar transparencia en el manejo de recursos. Un debate abierto muy interesante.

Fabiola Ventura
Fabiola estudia Economía con concentración en Sector Público en la Universidad del Pacífico. Además, trabaja como Consultora Externa del área de Comercio y Competencia del Banco Mundial. En paralelo, debate temas relacionados a desarrollo y economía en Modelos de Naciones Unidas. Como parte del equipo Peruvian Debate Society (PDS) ha tenido la oportunidad de participar en conferencias en Bogotá, Ciudad de México, Boston y Lima obteniendo diversos reconocimientos por la Universidad de Harvard entre otras instituciones.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

To Top