COYUNTURA

Opinión: No es culpa del chofer, si usted diseñó mal

Transporte Perú

¿A quién solemos inculpar como responsable de un choque? Si hubo dos vehículos involucrados, al menos uno de los conductores debe tener la culpa, ¿o no? Y es normal que pensamos en la negligencia de las personas implicadas cuando buscamos la causa de un accidente. Pero, ¿qué pasaría si les dijera que en muchos casos la responsabilidad la tiene quien diseñó la vía?

No cabe duda de que muchos accidentes sí son causados por malos peatones o malos conductores. Pero, no solemos tomar en consideración si la vía está bien diseñada, si es segura y si cumple las normas del Ministerio de Transportes. Claro, sí nos fijamos si la pista está en mal estado o no, pero no cuestionamos la forma en que la vía está hecha y si sirve para que el tránsito sea fluido y seguro.

Esta idea es parte de un movimiento más grande, ya planteada por el ingeniero de tránsito David Fairlie, a través de la asociación Cruzada Vial, y a la que se han sumado organizaciones como Acción Ciudadana por Lima y la Unión de Estudiantes de Arquitectura de Lima. El objetivo es divulgar la importancia del diseño vial en la ciudad para reducir la cantidad de accidentes y hacer el tránsito más fluido.

Con respecto al título de este artículo, es un cambio en el orden del título de una entrada del 2015 del blog de David: «Si usted diseñó mal, no es culpa del chofer». En ella resume la lista de problemas identificados, obras que ponen en peligro la vida de las personas y promueven la congestión vehicular, situaciones que se evitarían si cumpliesen con las normas nacionales y los criterios básicos de diseño y seguridad vial.

En otras partes de Lima también se pueden encontrar elementos característicos de las vías mal diseñadas, por ejemplo: semáforos y paraderos mal posicionados, carriles muy estrechos, carriles innecesarios, dos carriles (o más) que se convierten en uno sin un carril de aceleración, intersecciones y óvalos con deficiente geometría vial, señales de tránsito no contempladas en las normas nacionales, entre otros.

Quizás uno de los casos más emblemáticos es el del Circuito de playas de la Costa Verde. Esta vía, transitada por miles de limeños al día, se satura todos los días entre 7 y 10 de la mañana y entre 5 y 8 de la noche. Sin embargo, a pesar de la terrible congestión, el mayor problema de la vía es su peligrosidad. No por nada es casi una costumbre enterarse cada semana de un nuevo accidente ahí con heridos y/o muertos. Además, cualquier conductor puede darse cuenta de lo inseguro que es esa vía por momentos, con curvas pronunciadas, entradas y salidas arriesgadas, vueltas en u prácticamente suicidas, y carriles que aparecen y desaparecen sin ningún cuidado.

En Lima existen accidentes a diario, que ya han causado la muerte de más de 200 personas en lo que va del 2017. Una realidad así no puede pasar inadvertida. Se debe exigir a las autoridades que asuman su responsabilidad para que reduzcan la cantidad de accidentes de tránsito y, de paso, mitigar la congestión vial que tanto nos afecta. Solo tienen que hacer bien su trabajo y cumplir las reglas cuando diseñen una vía. Cuando eso ocurra, recién se podrá afirmar que la culpa es del chofer.

Erick Krüger
Estudiante de Ciencias Políticas en la Pontificia Universidad Católica del Perú. Inclinado por las políticas urbanas. Actualmente en una relación amor-odio con la ciudad de Lima.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

To Top