COYUNTURA

Opinión: Naturaleza para el desarrollo

worldwaterday.org

El Día Mundial del Agua 2018, nos deja una tarea pendiente muy importante para el caso peruano. El Informe Mundial de las Naciones Unidas para el Desarrollo de los Recursos Hídricos 2018, tiene como título: “Soluciones Basadas en la Naturaleza para la Gestión del Agua”, lo cual alude directamente a iniciativas de desarrollo que incorporen cada vez más lo que la naturaleza tiene que ofrecer. Las Soluciones Basadas en la Naturaleza (SbN) cobran particular importancia, debido a la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y sus respectivos Objetivos de Desarrollo Sostenible-ODS, pero ¿qué significa esto para el caso peruano?

En primer término, y si bien la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible ha venido teniendo un enfoque cada vez más próximo a incorporar las llamadas soluciones verdes, el reporte de este año pone decididamente el acento en este tema precisamente en el Día Mundial del Agua, estableciendo un claro vínculo con el ODS-6 Agua Limpia y Saneamiento.  El ODS-6 es, ya un medio y un fin dentro de toda la agenda de desarrollo sostenible: si no se gestiona bien el agua, no se alcanza el ODS-6, si no se alcanza el ODS-6, no se logra el desarrollo sostenible a gran escala.

Esta – hasta cierto punto- nueva situación para la política medioambiental peruana, implica no solo la ya conocida multisectorialidad, sino también la incorporación a nivel de política, de una visión más precisa y detallada acerca de la provisión y ampliación de, por ejemplo, la cobertura de servicios básicos para la población, en complementariedad con iniciativas de conservación de los ecosistemas, entre otras. Este resulta un escenario potencialmente fructífero, si recordamos la reciente aprobación de la Ley Marco de Cambio Climático en el Perú. Si bien el ente rector-Ministerio del Ambiente- se verá fortalecido al momento de la elaboración de normas y proyectos que, además, involucren a otros ministerios y se puedan ver plasmadas esas iniciativas a nivel regional; resulta clave que el rol articulador prefiera las SbN, las cuales tienen hoy por hoy, un marco normativo vigente[1] que las avala y fomenta.

El avance de la agenda de desarrollo sostenible actual, con especial énfasis en las SbN, genera nuevos espacios y oportunidades para innovar y complementar una serie de iniciativas que ya se vienen dando y otras aún por emprender, en el marco de la política ambiental, la provisión de servicios a poblaciones vulnerables, así como para la adaptación ante el cambio climático. Resulta también muy importante proponer iniciativas que fortalezcan los vínculos con las instancias de los gobiernos locales y organizaciones de provisión de servicios como las EPS u otro tipo de organizaciones que provean servicios o que tengan un rol activo en la gestión del agua, sobre todo a nivel local  y rural.

Fuente: worldwaterday.org

Referencias:

[1] Decreto Legislativo N° 1280.- Decreto Legislativo que aprueba la Ley Marco de la Gestión y Prestación de los Servicios de Saneamiento (29 de diciembre de 2016).

Decreto Supremo N° 19-2017-VIVIENDA.- Decreto Supremo que aprueba el Reglamento del Decreto Legislativo N°1280, Decreto Legislativo que aprueba la Ley Marco de la Gestión y Prestación de los Servicios de Saneamiento (26 de junio de 2017).

Ley N°30215. Ley de Mecanismos de Retribución por Servicios Ecosistémicos (29 de junio de 2014).

Gonzalo Ríos
Mis amigos me dicen ‘G.R.’ y me gusta emitir opiniones desde mi colección de datos diversos y accesorios.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

To Top