COYUNTURA

Opinión: En la calle todos ladran

Foto: Peru 21

El 18 de Enero el ciudadano chino Liu Xinhuan fue acusado de preparar con “carne de perro” la comida de su restaurante chino. Esto sucedió después de que un grupo de vecinos encontrara en la parte trasera de su auto varias bolsas con carne y un perro vivo que estaba dentro de un costal.

Rápidamente la noticia se propagó, no solo en los canales de televisión y los periódicos, sino también en las redes sociales. Por consiguiente, los medios se llenaron de comentarios e insultos contra Xinhuan, quien declaró en una entrevista a “Buenos Días Perú” que las acusaciones contra él son falsas y que se encontraba siendo víctima de xenofobia y racismo a causa de estas denuncias.

Finalmente, la semana pasada un análisis toxicológico elaborado por la Policía Nacional aclaró que la carne decomisada no era de perro sino de res.  Según la resolución del dictamen pericial forence: “La muestra analizada N° 041 M-1 presenta características compatibles con huesos de carne de res. Asimismo, posteriormente se tomó una segunda muestra que confirmó este resultado.

A pesar de que el suceso se ha esclarecido es importante reprender el comportamiento de los civiles y de los medios frente a la noticia.

Las personas, en su mayoría, se dejaron llevar por los prejuicios. Los vecinos de Independencia lo culparon de asesinar y cocinar a varios canes. De igual modo, las redes sociales se llenaron de comentarios racistas dando a entender que es común que “los chinos coman perro” y de insultos contra el dueño del chifa. La noticia estaba en boca de todos y todos hablaban de ello sin tener la certeza de que las denuncias sean ciertas.

Por otro lado, muchos noticieros y periódicos también fomentaron la idea de que las acusaciones eran verídicas con títulos estrepitosos como “Decomisan carne de perro en chifa”, sin esperar antes  los análisis de la Policía. Lo cual avivó más en los peruanos el desapruebo hacia el extranjero, sobretodo porque el llamado “Cuarto Poder” tiende a influenciar considerablemente sobre la opinión de las gentes.

Por su parte, el acusado se ha pronunciado pidiendo que se le devuelva a su perro que fue incautado el pasado 18 de enero. Además, Edwin de la Cruz, abogado del ciudadano chino, dijo que buscarán denunciar a la Municipalidad de Independencia y a los animalistas por las acusaciones de maltrato animal.

Ojalá este caso sea una llamada de atención para los medios que en vez de dar la “verdad completa”, se comportan como una prensa sensacionalista dando a conocer una verdad a medias con el fin de fomentar el morbo a base de una acusación seria que podría perjudicar a una persona o a un grupo de personas, tal y como sucedió con Liu Xinhuan.

Alexandra Díaz Palomo
Estudiante de Ciencias de la Comunicación en la Universidad de Lima. Futura periodista. Amante de los viajes, de “El Rey León” y del olor a lluvia en la mañana.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top