COYUNTURA

Opinión: El show de Castillo

Fuente: Perú 21

“¡Tírate!” , le gritaron al profesor Pedro Castillo. ¿Qué pasó? Se tiró. Lo que comenzó como una huelga por justas reivindicaciones salariales de los maestros, ignorados por mucho tiempo, se ha convertido en una protesta social con claros fines políticos. Uno de los últimos discursos de Castillo parecía más un discurso de campaña ante maestros que se encontraban entre enardecidos y desconcertados.

Hace dos meses nadie tenía idea de quién era este profesor de Chota, pero hoy ha puesto en jaque a la ministra de Educación, Marilú Martens. Hoy le abren las puertas del Congreso y es recibido por congresistas.  Hoy pide hablar en el pleno del Poder Legislativo. Hoy el fujimorista Segundo Tapia lo escolta. Hoy se habla más de él que de Alan García, Keiko Fujimori, el prófugo Toledo o el rebelde Kenji. Nada menos.

No hay duda que Pedro Castillo ha aprovechado muy bien la oportunidad que se le ha presentado y hoy es uno de los personajes que acapara las portadas de los medios. Algunos, como Milagros Leiva, lo tildan de “loco” y otros, como Nicolás Lúcar, cierran filas para defenderlo. Hoy podemos estar a favor o en contra de Castillo, pero indudablemente no podemos darnos el lujo de ignorarlo, de mantenerlo al margen, como muchos quisieran.

¿Quién ha legitimado a Castillo? Pues muchos de los profesores, no creo que todos. Pero legalmente, él no es el representante oficial de los maestros, lo cual parece más importante que reconocer el trabajo de los maestros. Ahora importa más quién es el líder. Y oficialmente – léase legalmente – Castillo no lo es. Y no es un tema que le compete al MINEDU, sino al Ministerio de Trabajo. El fujimorismo ha cometido también el fatal error de legitimarlo como líder de la huelga y erigirlo como cabeza de la protesta. Pero, a mi juicio, no es el mejor líder si se quiere llegar a verdaderos acuerdos que sean beneficiosos para ellos, para el Estado y sobre todo, para los niños. Mucho se habla del derecho a protesta de los maestros (que es legítimo). Pero no nos olvidemos que se está lesionando el derecho a la educación de los niños. Estoy de acuerdo con el congresista García Belaúnde cuando lo describe como un líder “elemental”.

Castillo tendría supuestos vínculos con el brazo político de Sendero, y Basombrío documentó y expuso sus argumentos ante el Congreso (pienso que no se debió hacer ante la comisión de Educación). Si estos supuestos son verdaderos y Castillo Terrones tiene vínculos con MOVADEF y con Sendero Luminoso, no nos sorprendamos: las cabezas de SL, incluyendo a Guzmán, fueron docentes.

Creo que muchos de los profesores ya no saben ni por qué protestan. Creo que ni Castillo lo entiende. Pero es su momento y él lo sabe. No se sorprendan si lo vemos como candidato a algún puesto político por el partido de Arana o incluso por FP. El show de Castillo ya empezó y no sabemos cuándo ni cómo acabará.

Luis Enrique Baca
Estudiante de Derecho en la Universidad de Lima. Apasionado por la política y el cambio. Amante del Perú.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top