COYUNTURA

Opinión: El parecido de Frank Underwood con Vladimir Putin

Foto: News.com.au

¿Cuándo la ambición comienza a ser peligrosa? ¿En qué momento los sueños de un individuo pasan a ser nocivos? La respuesta es simple: en el instante en que estos empiezan a violentar y atentar contra las libertades y derechos de otras personas. No hace falta mucha filosofía para comprender este principio. Quizá uno de los personajes que más ejemplifica lo anteriormente comentado es Frank Underwood, protagonista de la serie “House of Cards”, en la que se narra su ascenso escalonado hacia la presidencia de los Estados Unidos. No obstante, este camino está lleno de actos deshonestos, jugadas y tratos sucios llevados a cabo de manera “discreta”, delitos, e, incluso, mentiras a gran escala como la difusión de un miedo exacerbado por una supuesta amenaza terrorista.

Underwood es un personaje de ficción, es cierto, pero, desgraciadamente, personalidades que encarnen sus características no escasean en el mundo real. Uno de ellos, indudablemente, es el actual presidente de Rusia, Vladimir Putin, quien, hace poco, cumplió veinte años estando en el poder de uno de los países más poderosos del mundo. Siendo un ex – agente de la KGB (agencia de inteligencia secreta rusa), dicho jefe de estado cuenta con un amplio bagaje de herramientas para manejar la política a favor propio y al de su partido, “Rusia Unida”. Sin embargo, durante las últimas semanas, parece que se le está escapando de las manos.

Alrededor de 50.000 rusos han mantenido protestas y manifestaciones en áreas públicas desde hace varios días. ¿El motivo? La manipulación de las elecciones locales por parte de Putin y su partido para garantizar una nueva reelección, medida que se llevó a cabo por medio de la invalidación de firmas de los partidos opositores. Y no solo esto: también hay noticias de arrestos sobre distintas figuras. una de ellas fue la opositora, Lyubov Sobol, abogada y bloguera que, además, se encuentra sosteniendo una huelga de hambre. Otro fue el representante del partido antagonista, Alexei Navalny. Otro caso fue el de la joven de diecisiete años Olga Misik, cuyo único delito fue sentarse frente a las fuerzas de anti – disturbios y leer de manera pausada la constitución rusa, y, por ello, fue detenida y multada. En términos generales, las cifras de detenidos y arrestados alcanzan los tres dígitos, y el principal motivo es el “incentivar revueltas generalizadas”, a pesar de que las manifestaciones han sido pacíficas en su gran mayoría.

El bien común y el progreso de la nación, desde hace mucho tiempo, ha dejado de ser la prioridad del gobierno ruso, entidad que no solo permite que sus fuerzas anti – disturbios golpeen y arresten de manera descontrolada a los manifestantes, sino que ha descuidado la economía desde hace algún tiempo, causa que ha generado el decaimiento del presidente Putin. Situaciones como la presente ocurren cuando un mandatario únicamente se enfoca en quedarse en el poder, olvidando la verdadera función que se le encomienda a todo quien ocupa su puesto. Al igual que Underwood, el presidente ruso ya no sólo se enfrenta a los partidos opositores y cierto sector de la prensa: ahora tiene como antagonistas a 50.000 rusos, cifra que, posiblemente, aumente con el paso del tiempo. Esto es la democracia contra el individualismo, dos esencias que, por sus propias definiciones, no pueden estar en el mismo lugar simultáneamente.

Adrián Torres
Estudiante de Historia en la PUCP. Ha escrito para la Agencia Internacional de Noticias Pressenza. Le apasiona la política nacional y global, el derecho internacional, los tópicos sociales, las humanidades, la ciencia, la cultura, el arte y el deporte. Apunta a trabajar en organismos internacionales.
1 Comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

1 Comment

  1. ปั้มไลค์

    Agosto 11, 2019 at 2:20 pm

    Like!! Great article post.Really thank you! Really Cool.

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

To Top