COYUNTURA

Opinión: El maestro fuera de la caja

Los días 8 y 9 de setiembre se realizó el “CADE por la Educación”, el cual tuvo como premisa base “la educación fuera de la caja”. En ese sentido, el CADE propone una educación disruptiva, capaz de romper paradigmas y sobretodo adaptarse a los cambios de este mundo globalizado. En este ámbito destaca la labor del docente.

El estudiante es parte de una nueva generación ducha en el uso de la tecnología en la que es necesario que el docente se encuentre a la misma altura. Es decir, el docente debe ser capaz de incorporar otros elementos tecnológicos en su día a día. El nuevo maestro debe ser tecnológico. Además, los estudiantes ahora demandan otros sistemas de enseñanza, por lo que los docentes deben ser propensos a cambiar el método tradicional de pizarra a un sistema de proyectos integrales. Proyectos que permitan a los estudiantes investigar usando la tecnología, juntar la matemática con la geografía y la historia y sobretodo que lo relacionen con sus experiencias diarias.

El maestro debe ser facilitador de nuevas competencias. La concepción que el estudiante exitoso es aquel que sabe matemática o ciencias ha cambiado. Los colegios y maestros deben ser capaces de explotar el potencial de sus alumnos en música, arte y deporte. Estamos en proceso, pero necesitamos más docentes capacitados que cumplan las plazas en las escuelas para enseñar arte. ¡Hay mucho talento por descubrir!

El maestro debe ser mentor.  Algunos maestros limitan sus funciones a solo la enseñanza de cursos del currículo, pero quienes nos marcan de por vida son los que se involucran en nuestro desarrollo personal, aquellos que nos motivan y que nos orientan en nuestro propósito de vida. Especialmente en el Perú esto cobra mayor relevancia; por ejemplo, para un alumno que vive en un hogar violento, la escuela y su maestro son un refugio donde debe sentirse seguro y a gusto. En ese sentido, el docente cumplirá el rol de psicólogo, capaz de orientarlo y mostrarle los beneficios de vivir en una sociedad armónica, de seguir estudiando, de tratar bien a sus compañeros, entre otros. Todo lo que este mentor le enseñe de lunes a viernes repercutirá en la formación integral de un nuevo ciudadano.

Ser maestro es bueno. En nuestro país la carrera docente se encuentra desvalorizada y desmerecida. Cuando le preguntan a los padres que opinan si sus hijos fueran profesores, muy pocos responden que les parece bien. La principal justificación es que es un trabajo con un salario bajo y  poco valorado por la sociedad como un “buen” trabajo. ¿Cómo es que podemos denigrar la carrera docente si los profesores son los que tienen la gran tarea de formar ciudadanos del mundo? El Ministerio de Educación se encuentra ejecutando diversas acciones para revalorizar la carrera docente, pero somos todos nosotros quienes debemos empezar a mirarla con otros ojos.

Mayra Delgado
Economista de la Universidad del Pacífico, con concentración en políticas públicas y desarrollo. Aspira mejorar la educación del Perú y eventualmente ser ministra de esta cartera. Necesita sus clases de Stiletto para sobrevivir.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

To Top