COYUNTURA

Opinión: 48 horas para arruinar una campaña

Me dio mucha risa el video de “48 horas para salvar al Perú”. A diferencia de mi madre, que se indignó cuando se enteró que iba a escribir este artículo criticando un comercial que intenta “salvar al Perú del chavismo”, a mi me indignó la manera en que el video trata de cumplir su cometido (ojo: para que no me deshereden, mi crítica es hacia cómo entregan el mensaje, no necesariamente hacia su intención de atraer votantes para su causa). Pero, ¿cuál es el problema con este comercial? Analicemos los diferentes detalles que se aprecian.

La escena consta de cinco amigos durante lo que entiendo que es una reunión durante la hora de almuerzo de la oficina. A juzgar por la ropa que están usando, todos tienen trabajo en alguna empresa presumiblemente formal (y, a juzgar por el blanco de su ropa, están acá para darnos un mensaje de paz). Esto constituye un primer mensaje: ellos tienen un trabajo formal a diferencia del 70% del Perú. Adicionalmente, si nos fijamos bien en la protagonista, ella lleva aretes de perlas y un brazalete con un dije bastante grande que parece ser de plata. La votante de Solidaridad Nacional, por otro lado, tiene una cadena de oro en el cuello y 3 pulseras, dos de oro y una de perlas. Ya quisiera la mujer promedio del Perú poder vestir con accesorios tan bonitos. Se puede decir, entonces, que la puesta en escena demuestra que estas son personas que pertenecen al nivel más privilegiado de la sociedad.

Dejemos de lado los detalles que se pueden observar y concentrémonos en lo que dicen. Cada uno dice por quién va a votar: está una votante de Barnechea, el veintiúnico votante de Ántero, dos indecisos y una chica que piensa que el partido de Castañeda sigue en carrera. Llama la atención que la “líder” del grupo, es justamente la votante de Barnechea, el principal blanco para robar votos de los PPKausas. Luego dicen que nos enfrentamos a una situación que sería desastrosa para nuestro país: un ex gobierno o un modelo comunista que destrozaría el Perú. Es interesante las palabras utilizadas para describir las dos opciones. Por un lado, se refieren al fujimorismo como “exgobierno”. Nada más. Ningún adjetivo calificativo que haga honor a lo que en verdad representa la postulación de Keiko. Mi hipótesis es que el 100% de esta mesa votaría sin asco por este exgobierno en una segunda vuelta desfavorable para sus intenciones. Por otro lado, tildan de comunista a Verónika Mendoza. Este calificativo resulta alarmante (y totalmente falaz). Ni siquiera Venezuela es comunista hoy en día. Entonces, ¿por qué utilizar este adjetivo a modo de insulto? Porque buscan crear miedo asociando, una vez más, a la candidata con el Partido Comunista Peruano Sendero Luminoso.

Ellos se dicen amigos del Perú y apoyan la única propuesta social coherente (a pesar que habían dicho que iban a votar por otros candidatos, aparentemente sin propuestas sociales coherentes) y por eso se cambian a PPK. Quizás lo que más me gusta del video es el mensaje final de uno de los jóvenes: “ah, y comparte este video con todos tus contactos, no hay tiempo que perder”. A la manera en que lo dice, tranquilamente se le puede sumar la palabra “huevonaaa” al final.

¿Qué mensaje me deja este video, entonces? El de un grupo de amigos con dinero que no necesitan un cambio y que están desesperados por evitarlo. Si bien el video está dirigido a un público con estas características, las redes sociales hacen que este llegue a todos los niveles socioeconómicos, quienes, de ver lo que yo veo en este video, podrían reforzar su idea de que Pedro Pablo Kuczynski es el candidato de los ricos. Los responsables (sé que no lo hizo la campaña de PPK) deberían tener más cuidado con la manera en que apoyan a su candidato, ya que a mi juicio, este video puede llegar a ser tan perjudicial como el de Lourdes saltando a la piscina o las carísimas propagandas del FREDEMO en el 90. Felizmente para ellos, el video no duró lo suficiente como para mostrar a los amigos pidiendo la factura al mozo, que dicho sea de paso, parece no tener opinión. Más tarde sabremos si las 48 horas que tenían para salvar al Perú se convirtieron en las 48 horas que arruinaron una campaña.

Juan Luis Salinas
Músico frustrado que estudia Administración de Empresas en la Universidad del Pacífico. Es miembro fundador del equipo de Modelo de Naciones Unidas Peruvian Debate Society. En su tiempo libre, no se resigna y sigue intentando ser músico tocando en una banda de punk, y sueña con ser presidente de Alianza Lima algún día.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top