NACIONAL

Opinión: Salud mental, el combate de un tabú

Imagen: El Mexiqueño

Por: María Alejandra Gutierrez

El pasado 20 de abril, mediante una resolución ministerial, se aprobó el Plan Nacional de Fortalecimiento de Servicios de Salud Mental Comunitaria 2018-2021. Busca, mediante un enfoque integral y comunitario, combatir los problemas de salud mental en el Perú, que han sido muy dejados de lado hasta el momento.

Como señala el ministro de salud Abel Salinas Rivas, “de lo que se trata es de enfrentar esa problemática que no solo tiene que ver con padecimientos psiquiátricos, sino también con aquellos relacionados a la violencia en todas sus formas y la disfunción familiar entre otros. El Ministerio tiene como Plan Nacional de Salud Mental un trabajo comunitario que incluye desde el especialista hasta la comunidad misma involucrada”.

Actualmente, según el MINSA, 6 millones de peruanos sufren de una enfermedad mental.  Es decir, aproximadamente un quinto de la población; sin embargo, solo el 20% recibe una atención oportuna. La mayoría de ellos sufren de depresión, ansiedad, abuso de sustancias psicoactivas, violencia familiar, trastornos psicóticos, trastorno bipolar, etc.

Es por ello que, mediante este nuevo plan, se busca crear 281 centros de salud mental abiertos a toda la sociedad, donde se brinde una atención gratuita y completa, en añadidura a los servicios de promoción, prevención, tratamiento, rehabilitación psicosocial y recuperación de la salud mental, a los pasientes que cuenten con Seguro Integral de Salud (SIS). Para su implementación se invertirá un presupuesto de S/ 211 314 069, que se empleará en infraestructura y personal.

La salud mental hace referencia a un estado de bienestar emocional, psíquico y social, que influye en el desenvolvimiento social, la salud física, la respuesta a situaciones, la toma de decisiones, entre otros. Este es uno de los tabúes más grandes en nuestra sociedad, y como demuestran las cifras ha sido dejado de lado incluso por las instituciones por mucho tiempo.

Si bien es difícil en ocasiones reconocer la sintomatología o suele asociarse a sentimientos pasajeros, en muchos casos no se recibe la atención adecuada por desconocimiento o vergüenza. En adición a que gran parte de las personas privilegian la idea de un cuerpo sano sobre una mente sana; por lo que no se reconoce que debe haber una sintonía entre ambas para poder vivir bien.

Este es un grave problema que aqueja a la sociedad, y esperamos que el nuevo Plan Nacional de Salud Mental pueda mejorar, ya que solo de esta manera la sociedad podrá tener un correcto desarrollo, permitiendo a las personas un adecuado desenvolvimiento social, familiar, laboral, emocional, afectivo etc.

Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

To Top