NACIONAL

Opinión: El futuro incierto de PPK

TV Perú

Las vísperas de Navidad estuvieron marcadas por el (para muchos) sorpresivo indulto del presidente al expresidente Fujimori. Alegría, consternación, indignación, rabia y gratitud fueron algunas de las emociones generadas por dicha noticia en la población; estas fueron expresadas en las calles, en redes sociales y hasta en las cenas navideñas.

Pasada la conmoción, las reacciones emotivas fueron dando paso a una revisión desapasionada de los hechos, en vista de lo que significaba políticamente la decisión del Presidente Kuczynski. En ese sentido, surgieron las preguntas: ¿Y ahora qué le queda a PPK después del indulto?

Lo que le quedó fue una bancada partida, un gabinete descompuesto y un futuro incierto. Una facción antifujimorista de congresistas de la bancada de Peruanos Por el Kambio renunció al poco tiempo de conocida la decisión del indulto. El gabinete ministerial ya venía resquebrajado por las denuncias contra PPK que motivaron el pedido de vacancia, por lo que el indulto solo fue la estocada final a un Consejo de Ministros ya debilitado, con todos los ministros poniendo sus cargos a disposición, según la propia Mercedes Aráoz. No obstante, muchos aún tienen las intenciones de continuar a cargo de sus carteras.

Y es allí donde aparece el futuro incierto de PPK. Ahora que tiene que reestructurar su gabinete le quedan algunas opciones que hasta tan solo algunos días parecían imposibles de considerar. Siendo la primera la posibilidad de formar un gabinete consensuado con el fujimorismo; y la segunda, que intente sobrevivir con los pocos aliados que le quedan, considerando que ya no puede contar con la fuerza antifujimorista, aquella que contribuyó a su victoria en las elecciones presidenciales y que impidió su vacancia hace tan solo una semana atrás.

Por lo pronto, parece que PPK se ha inclinado más por la primera opción, ya que ha apodado su futuro gabinete como el «Gabinete de la Reconciliación». Hecho que aparenta ser un intento para forzar una unión entre peruanos divididos por sus opiniones en torno a la figura de Alberto Fujimori. Claramente desde el lado antifujimorista el llamado a la reconciliación no ha funcionado, pero parece ser que sí está dando resultados en el fujimorismo.

La duda surge en si la reacción será la misma en todo el fujimorismo, tanto en el keikista (más ligado al partido Fuerza Popular), como en el albertista (relacionado a la figura y gobierno del expresidente). Una alianza con el albertismo parece posible, y podría tener peso si se concreta con cargos ministeriales, pero no sería significativa para las cuestiones parlamentarias por el poco peso cuantitativo que representa.

No obstante, un alineamiento con el fujimorismo keikista sí sería de gran impacto para el futuro político del país, ya sea por la mayoría que representarían en el Congreso, como por lo que podría llamarse un cogobierno entre dos fuerzas hasta ahora antagónicas en la política peruana, aunque muy pragmáticas. Por ello, si llegase a ocurrir un gabinete consensuado con Fuerza Popular, o «de la Reconciliación» como prefiere llamar PPK, estaríamos frente a uno de los mayores «plot twist» de la política peruana. Un giro argumental digno de un guion cinematográfico. Mucha atención.

Erick Krüger
Estudiante de Ciencias Políticas en la Pontificia Universidad Católica del Perú. Inclinado por las políticas urbanas. Actualmente en una relación amor-odio con la ciudad de Lima.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top