COYUNTURA

Opinión: ¿El Antidoping a Perú nos Dejará Fuera de la OCDE? (Parte 1)

Alguna vez escuché a Martin Tanaka decir que el Perú es un país que no ha crecido gracias a sus instituciones, sino a pesar de sus instituciones. Nuestro milagroso crecimiento económico ha sido justamente eso: un fenómeno que se explica más por la obra y gracia del Señor que por un meritorio rendimiento institucional. Como price-taker en el mercado mundial de commodities, nos sacamos la lotería, literal. Subieron los precios en las materias primas, bajaron las tasas de interés internacionales y – gracias, San Martinsito – nuestro PBI creció en casi 90 puntos porcentuales en la primera década y media del milenio. Chau terrorismo, chau hiperinflación, chau Alan García (wait, not yet). Hola al Perú de los 2000: el país del ceviche, el pisco sour, Juan Diego Flórez… and them dollar bills y’all ($$$).

Es cierto que exagero. No todo progreso se debió a factores exógenos a quienes estaban tomando las decisiones en el país, ósea al MEF. Desde dicho sector, el BCR y otras de las denominadas ‘islas de excelencia’, se han implementado políticas macroeconómicas solidas y prudentes. Los efectos del ‘chorreo’ se supieron complementar con una política de inclusión social muy parecida a la de nuestros vecinos en la región. Ejemplo de ello es el hecho que, desde el gobierno de Toledo, nadie se haya atrevido a tocar el Programa Juntos. Ni el “Vol. 2” de Alan, ni la “Gran Transformación” de Humala, ni la “Revolución Social” de PPK propusieron mayores cambios en la materia.

Hasta aquí no hay nada nuevo. Conocemos bien esta historia y estamos relativamente satisfechos con ella. After all, nadie, que yo sepa, sigue haciendo colas de 30 horas para conseguir un rollo de papel higiénico (¡Libertad para los presos políticos en Venezuela!). Quienes ahora están por cumplir la mayoría de edad no tienen idea, salvo por los relatos de sus familiares, de lo que fueron los secuestros, coche-bombas, apagones y toques de queda. Por otro lado, nuestros policymakers, tecnócratas y burócratas son unos profesionales muy competentes. Muchos con estudios en las universidades más prestigiosas del mundo y con un interés genuino por mejorar las condiciones de vida en el Perú. Es gracias a ellos (y a un poquito de ayuda de San Martinsito) que hemos logrado enderezar el Titanic, esquivando el glaciar que teníamos al frente. Hemos aparecido en el radar internacional, aunque probablemente Trump nunca haya entendido por qué ese viejito lo visitó ni por qué hablaba como vaquero.

La pregunta es: ¿qué viene ahora? No, no solamente es preocupante que PPK diera la impresión de estar más perdido que un pingüino en un teatro, lo realmente aterrador es que no pareciera haber ningún norte claro en el horizonte. El proceso de adhesión a la OCDE es interesante, pero no es la panacea. Olvidémonos por un ratito que nuestro ceviche es delicioso y que la OCDE suena cool en nuestro currículo. Por más reserva fiscal que tengamos, todavía no somos ricos sino un “pobre con plata”, para usar la frase de Pablo Escobar genialmente aplicada por Alberto Vergara. Todavía es muy aceptada – y aplaudida – la informalidad, la criollada, la homofobia y el machismo. Todavía es muy común usar el carril de emergencia si estamos apuraditos, o cruzarnos 4 carriles para doblar en U. Todavía nuestros deseos inmediatos son simplemente más importantes que los de quien esté a nuestro costado. Porque quién está a mi costado no existe, no importa quien sea. Da lo mismo que sea un limeño, un provinciano o un marciano del mismísimo planeta del que viene PPK. Hasta que no nos reconozcamos en el otro, estamos fritos. Y eso no se resuelve con entrar a un club de países ricos, ni con la demanda de commodities, ni si quiera con un gol de Paolo en el mundial…

Alonso Flores
Bachiller en Sociología por la PUCP, con estudios de posgrado en la Escuela de Gobierno y Políticas Públicas de la misma universidad. Cinco años trabajando temas de desarrollo, derechos humanos, análisis político y cooperación internacional. Un optimista cauto.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

To Top