COYUNTURA

Julio Guzmán: ¿quiénes perderían y quiénes ganarían si el JNE anula su candidatura?

Se espera que el Jurado Nacional de Elecciones decida si anulará la candidatura de Julio Guzmán en los próximos días. Aunque hasta hace dos meses se trataba de un candidato “pitufo”, su trepada hasta el segundo lugar según la mayoría de encuestas transformaría su salida en un verdadero terremoto electoral–de hecho, algunos señalan que su posición expectante en la intención de voto hace más difícil la decisión para el JNE. No obstante, existe cierto precedente para esta decisión, pues en 2010 el JNE anuló la candidatura de Álex Kouri, quien se encontraba segundo en las encuestas, permitiendo el avance de Susana Villarán, quien luego ganaría ajustadamente la elección.

¿Quienes perderían y quiénes ganarían si Guzmán queda fuera? Acá te lo contamos.

Los que pierden: Julio Guzmán, César Acuña y Keiko Fujimori

#1 Julio Guzmán: esto es evidente pero no por eso deja de ser importante. El principal afectado si el JNE tacha su candidatura sería el propio Julio Guzmán. Quizá cuando estaba más rezagado en las encuestas, con 5%, una tacha a su candidatura podría hacerle servido como herramienta de victimización, permitiendo que ganara mayor notoriedad–sin embargo, ahora que tiene el triple de intención de voto que hace dos meses y cuenta ya con bastante atención de los medios de prensa, de poco o nada lo ayuda la atención extra. El fin de la candidatura de Guzmán, justo cuando llega al segundo lugar y se vuelve favorito para ir a la segunda vuelta contra Keiko Fujimori, equivaldría al pan que se quema en la puerta del horno.

#2 César Acuña: el otro candidato cuya candidatura peligra es César Acuña, y si Guzmán sale por errores de procedimiento en su elección como candidato, ¿qué podría esperar Acuña tras tantas acusaciones de plagio? Tras el caso del libro apropiado y la investigación de la Universidad de Lima sobre su tesis de maestría, ya no sería necesario esperar al veredicto de la Universidad Complutense de Madrid (donde hizo su doctorado y en la que también habría plagiado). Es importante destacar que el fin de su candidatura no sólo afectaría a sus aspiraciones políticas, sino también a su bolsillo: la renovada atención sobre cómo se maneja la Universidad César Vallejo podría dañar su negocio, especialmente si termina perdiendo el grado académico de doctor y queda inhabilitado para ejercer con rector.

#3 Keiko Fujimori: la candidata de Fuerza Popular pierde porque Julio Guzmán, ante la falta de experiencia y cuadros políticos, es un rival en teoría más fácil que PPK o César Acuña. Aunque las encuestas sobre una hipotética segunda vuelta muestran a Guzmán como un rival más difícil que PPK o Acuña, no sabemos cómo se desempeña Guzmán  en un debate, por ejemplo, ni tampoco si tiene la capacidad para reorientar su mensaje y estrategia de ser necesario. Esto no quiere decir en lo absoluto que le sería fácil a Keiko vencer a Guzmán, pero en comparación a los demás candidatos, Keiko puede hacer gala de una experiencia que no le abunda precisamente.

Los que ganan: Pedro Pablo Kuczynski, Alfredo Barnechea y Verónika Mendoza

#1 PPK: si alguien podría entusiasmarse con la salida de Guzmán, es el hombre cuyos votos fueron en parte robados por el candidato morado. PPK enfrenta un problema fundamental en esta campaña, y es que ocupa el mismo espacio político que Guzmán (perfil tecnocrático que busca conectar con los jóvenes, especialmente a través de redes sociales como en 2011), aunque con la diferencia que Guzmán presenta mayor vitalidad por la diferencia de edad y constituye una cara nueva. Sin embargo, no todo es color de rosa para Kuczynski: no es seguro que los votos de Guzmán, en caso este salga de la contienda, regresen a él, pues un factor determinante en el avance de Guzmán ha sido su condición de personaje nuevo en la política.

#2 Alfredo Barnechea: quizá el único candidato que puede disputarle los votos de Guzmán a PPK es Barnechea, quien como Guzmán ha sido recibido como un nuevo rostro (pese a que fue diputado y candidato a la alcaldía de Lima en los ochenta) y muestra el mismo crecimiento que Guzmán tuvo dos meses atrás. Con una campaña que también entusiasma a muchos jóvenes y se apoya en las redes sociales, Barnechea podría repetir el fenómeno de Susana Villarán en 2010–que un candidato que parte desde muy atrás crezca vertiginosamente conforme aglomera a los votantes que han perdido al candidato que favorecían.

#3 Verónika Mendoza: la candidata del Frente Amplio no la ha pasado bien en esta campaña, y en varios sentidos continúa relegada al rubro de “Otros”. Contrariamente a lo que muchos de sus simpatizantes creían, ella no ha sabido captar la atención que Ollanta Humala tuvo en 2011, cuando casi un tercio de los electores votó por el programa de La Gran Transformación, que es similar en ideas y orientación al plan de gobierno de Mendoza (o al menos lo es más que en el caso del resto de candidatos). La salida de Guzmán, que tiene una intención de voto alta en el sur del país (25%), antiguamente el bastión del humalismo, podría abrir una ventana de oportunidad para “La Vero”. ¿La aprovechará?

____________

Fuente de la imagen: La República

Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

To Top