COYUNTURA

Opinión: Los berrinches de Cuba en Lima

Registro

Esta semana,  durante la Cumbre de las Américas, el Gobierno cubano ha mostrado que no aguanta críticas a su régimen, que no conoce de educación ni el sentido del ridículo. Sus representantes de Estado han interpretado a revoltosos indignados y han protagonizado escenas fantásticas de rabietas, insultos y amenazas; todo en supuesta defensa del verdadero pueblo cubano y latinoamericano. Claro, esto no ha sido espontáneo, sino un show totalmente armado.

Con el fin de dar un espacio a la sociedad civil de las Américas en la cumbre, la Organización de los Estados Americanos (OEA) permitió que se integren coaliciones temáticas que hagan llegar propuestas a los mandatarios. Pero este proceso no fue bien visto por la dictadura cubana, pues desconoce cómo es el diálogo en la práctica.

Temerosa de que surjan voces que se alcen para denunciar la corrupción y las violaciones a derechos humanos en este país, Cuba diseñó una estrategia para contrarrestarlas. Si bien su planificación económica ha sido un fracaso, el Estado cubano demostró una vez más que su éxito es la propaganda política.

Este plan comenzó a ponerse en acción en Perú cuando, en las reuniones preparatorias de marzo, Yamila González Ferrer, representante de la coalición ‘Por un mundo inclusivo y respetuoso’ y, sobre todo, de los intereses del Gobierno cubano, advirtió que no iban a admitir la presencia de personas ni ningún tipo de provocación que atente a la soberanía, la independencia y la autodeterminación de su país. Ella hacía referencia a los activistas defensores de los derechos humanos, periodistas independientes y artistas que disienten del Gobierno, quienes ya estaban siendo víctimas de detenciones arbitrarias y amenazas de que no se les permitiría participar en la cumbre. A muchos de ellos se les restringió la salida del país a pesar de cumplir con el requisito de visa para Perú.

Esto se confirmó el 12 de abril cuando una delegación castrista interrumpió con gritos la realización del ‘Diálogo entre los actores sociales y los representantes del alto nivel de los gobiernos”, actividad oficial y previa a la Cumbre de las Américas. Los integrantes de este grupo, subidos en las sillas del salón, comenzaron a gritar expresiones como: “¡Fuera, gusanera!, ¡Cuba y Venezuela, una sola bandera!, ¡Con Cuba no te metas, a Cuba se respeta!, ¡Viva Cuba revolucionaria!”. Pese a que las autoridades presentes en el foro invocaron al respeto y la tolerancia, los que iniciaron el bullicio no escucharon.

El embajador de Cuba, Juan Antonio Fernández, también se paró en su silla para que los representantes del Gobierno peruano le dieran el pase para hablar. Cuando se le concedió, dijo, con prepotencia y actitud amenazante, que su país “no iba a permitir la presencia de mercenarios al servicio de una potencia extranjera y disfrazada de sociedad civil”. Afortunadamente, a diferencia de la anterior cumbre en Panamá del 2015, esta horda no llegó a la violencia física.

Ya en la inauguración de la Cumbre de las Américas, el vicecanciller cubano, Rogelio Sierra, ofendido por las referencias a dictaduras latinoamericanas hechas por Luis Almagro, secretario general de la OEA, lo llamó “calumniador y sin autoridad moral para emitir juicios sobre su país ni sobre los pueblos americanos”.

No solo se trató de un espectáculo bochornoso, sino que se quitó la oportunidad a otros grupos de la sociedad civil de las Américas a participar del diálogo. Solo los castristas pudieron hacer uso sin censura de la libertad expresión, algo que jamás permitirían en su país.

Diego Ato
Comunicador por la Universidad de Piura. Especialista en gestión de proyectos de formación política. Interesado en temas de género y en sociedades cerradas latinoamericanas. Escribe cuentos de terror e infantiles.
1 Comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

1 Comment

  1. EllEmpart

    Mayo 30, 2018 at 7:00 am

    Prezzo Levitra 10 Mg online cialis Cialis Original Precio Farmacia

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

To Top