INTERNACIONAL

Análisis: Donald Trump y el peor día de su presidencia

CNN

Alrededor de 75 millones de dólares transferidos por empresas fantasmas, aproximadamente 18 millones de dólares en evasión fiscal, 3 acusaciones y una declaración de culpabilidad. El lunes 30 de octubre, ha sido, sin exageración, el peor día en la presidencia de Donald Trump.

Luego de la investigación realizada por el Buró Federal de Investigaciones (FBI por sus siglas en inglés), el abogado y consejero especial, Robert Mueller III, presentó varias acusaciones que fueron admitidas por una corte federal contra dos miembros de la campaña política  de Donald Trump.

La primera acusación que ha sido admitida fue contra Paul Manafort, director de campaña de Donald Trump. Lo más resaltante de los cargos fue el descubrimiento que hizo el FBI de averiguar que Manafort era un ayudante político del gobierno del expresidente ucraniano Viktor Yanukovich (pro-ruso) entre los años 2005 y 2015. Manafort se declaró inocente; sin embargo, los fiscales alegan que él y su ayudante, Rick Gates, coludieron para esconder las remuneraciones de su trabajo en Ucrania utilizando empresas fantasmas.

Según el fiscal del caso, se estima que 75 millones de dólares se transfirieron por empresas fantasmas, mientras que 18 millones fueron activos lavados dentro de los Estados Unidos. Manafort falló en esconder su dinero recibido y en estar registrado apropiadamente como asesor político en el extranjero. A pesar de todos los cargos, en ninguna parte del informe se menciona a la campaña de Donald Trump o una conexión con Rusia, lo cual genera más desesperación en la Casa Blanca.

La segunda acusación es más peligrosa para el presidente, debido a que no es una simple acusación. Aparentemente, George Papadopoulos fue arrestado en secreto hace unos meses por el FBI y se comprometió a cooperar con las investigaciones sobre las conexiones con Rusia.

En el caso de Papadopoulos, lo principal de sus cargos es que sí hace mención directa a la investigación de colusión entre la campaña de Trump y Rusia, y es que él admitió haber mentido durante su cuestionamiento en la investigación conducida por James Comey, exdirector del FBI. En sus confesiones, Papadopoulos confirma que trató “repetidamente” de coordinar una reunión entre Trump y altos oficiales rusos para el beneficio de su campaña política. Además, se juntó con un informante ruso que le informó que tenía información sobre la “suciedad” de Hilary Clinton.

Vale decir que estas acusaciones muy probablemente no van a traer abajo el gobierno de Donald Trump, como lo dicen los artículos de tabloides sensacionalistas. El mensaje de estas acusaciones, especialmente la de Paul Manafort, es que Robert Mueller no solo está persiguiendo los cargos de colusión, sino que está yendo por cualquier crimen que se haya cometido tanto durante como antes de la campaña política de Trump, incluyendo crímenes financieros. En el caso de Papadopoulos, algunos exfiscales opinan que Mueller lo está usando como una herramienta para hacerle recordar algo a Trump que no lo dejará dormir tranquilo: que Papadopoulos está cooperando con las investigaciones.

Carlos Neyra
Estudiante de Derecho con mención en Ciencias e Ingeniera. Ha sido miembro junior de Consultoría Externa y Desarrollo, y es parte del Equipo de Preparación del equipo Peruvian Universities
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top