COYUNTURA

Informe: Lambayeque, Acuña y los desastres.

Fuente: El Comercio

A mediados del año 2015, las autoridades del SENAMHI pronosticaron lluvias de gran magnitud, que dejarían grandes pérdidas económicas en todo el norte del Perú. El gobierno central, bajo el mando del entonces presidente Ollanta Humala, le adjudicó un presupuesto de prevención a cada región ante la inminencia de las lluvias. Aquel año, las lluvias no llegaron.

Este año, las fuertes precipitaciones  tomaron por sorpresa a la población, destruyendo la poca y pobre infraestructura del  departamento de Lambayeque. Revisando y analizando los hechos habría que preguntarnos si se creó algún tipo de plan preventivo con  presupuesto otorgado.

Cuando el gobierno central decidió dar los mencionados presupuestos preventivos a las regiones, el Presidente Regional de Lambayeque, ahora Gobernador Regional, Humberto Acuña Peralta  señaló que su región necesitaba un cerca de 541 millones de soles para llevar a cabo obras de precaución como la limpieza y defensa de ríos,  compra de motobombas, entre otras actividades. Pero esto no sucedió porque el Estado decidió darle un presupuesto menor al gobierno regional. En este caso se le podría atribuir responsabilidad a las dos partes debido a que se puede culpar al Estado por no asignar el presupuesto solicitado o bien se podría afirmar que fue un exceso de Humberto Acuña solicitar tanto presupuesto y que este dinero podría haber sido malgastado (como actualmente ocurre con muchos gobiernos regionales), los argumentos son, que con un presupuesto menor al pedido no se hicieron buenas obras de prevención.

 Al fin y al cabo, el Estado le otorgó más  de 81 millones de soles para llevar a cabo dichas obras. Son muchos los pobladores que se preguntan si dicho presupuesto ha sido ejecutado correctamente, pues, los daños por las últimas lluvias son incalculables. Los trabajos de prevención nunca se ejecutaron o se hicieron de una manera mediocre, los causes de los ríos nunca se limpiaron, nunca se crearon diques, nunca se llevó a cabo una obra de drenaje del agua. En conclusión, nunca se hizo un verdadero trabajo de prevención, sólo algunas obras que satisfacían el sentido ocular de los supervisores.

En un documento publicado por la Gerencia Regional de Agricultura, titulado “PLAN DE ACCIÓN FRENTE AL FENÓMENO EL NIÑO”, se señala que se realizarán proyectos de prevención agrícolas: Destacan por su importancia, Valle Chancay Lambayeque por S/. 57´473,522.00 nuevos soles; Valle Olmos por S/. 2´250,000.00 nuevos soles; Valle Motupe S/. 2´900,000.00 nuevos soles; Valle La Leche por S/. 4´050,000.00 nuevos soles y Valle Zaña por S/. 6´350,000.00 nuevos soles. En total, supuestamente se usaron más de 73 millones de soles en una prevención que hoy en día parece nula.  Hoy, miles de agricultores han perdido sus tierras por los desbordes de los ríos y muchos pueblos aledaños a éstos han sido arrasados por el agua. Como en el 98, la situación vuelve a repetirse.

Dejando de lado el tema de la prevención pre-desastre, pasamos a la situación actual de la región Lambayeque. Cuando las lluvias empezaron a aparecer el gobierno asignó un presupuesto de emergencia de 10.9 millones dedicado a atender los asuntos urgentes causados por el fenómeno, pero para desgracia del pueblo norteño nunca se llevó una ayuda completa a los damnificados por el hecho.  Según unos cálculos del diario Gestión, del presupuesto dado solo se han usado 0.6 millones una cantidad casi nula comparada al presupuesto que tiene el gobierno regional actualmente. Los pueblos más afectados están desamparados por su región, el dinero destinado para intentar mejorar la situación, hoy parece haberse esfumado una vez más.

Se pudo prevenir, la respuesta es sí pero por la culpa de las malas gestiones y de la pobre capacidad de ejecución de las autoridades esto no se logró y hoy miles de personas lo han perdido todo y a pesar de esto la ayuda todavía no les llega. Esperemos que la situación vivida en esta región deje de repetirse y haya un cambio de autoridades que lleven a Lambayeque a un mejor puerto.

lambacuña

Gianluca Chiappe Saldaña
Apasionado de los libros, la historia, la política y el futbol.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top