COYUNTURA

Informe: El que no cae, resbala

Esta semana, la fiscal Sara Vidal, de la primera Fiscalía Supraprovincial Corporativa de Lavado de Activos, inicio una serie de investigaciones por lavado de activos y defraudación tributaria contra la ex candidata presidencial Keiko Fujimori. La Fiscalía ha decidido incluir a la lideresa de Fuerza Popular en el caso Joaquín Ramírez.

Pero, ¿en qué consiste el caso Joaquín Ramírez? Y ¿cuál es su vínculo con Keiko Fujimori? A quien fuese el secretario general del partido y financista de la campaña electoral de Fujimori en el 2011, se le atribuye un millonario desbalance patrimonial.

En otras palabras, la investigación contra Joaquín Ramírez pretende aclarar el origen de su patrimonio, el cual se cree superaría los 7 millones de dólares. Este, incluye 30 inmuebles, 34 automóviles, además de dos departamentos en Miami valorizados aproximadamente en 2,5 millones de dólares.

Como recordaran, en mayo del 2016, durante la segunda vuelta de la campaña electoral, se cuestionó el financiamiento de Joaquín Ramírez a la campaña de Keiko Fujimori. Enseguida, diversos medios de la prensa local revelaron que la oficina anti drogas de Estados Unidos (DEA) dirigía una pesquisa contra Ramírez por lavado de activos y narcotráfico.

Y, es aquí donde entra a tallar la lideresa de Fuerza Popular; pues, según informó entonces la prensa, un presunto colaborador de la DEA aseguró que Ramírez le comentó que fue la propia Fujimori quien le entregó 15 millones de dólares para lavar, y que luego estos fueron usados durante la campaña presidencial del 2011.

Además, el documento fiscal también menciona como sospechosa la compra, hecha por Ramírez, de dos propiedades. Ambas costaron en conjunto 2 millones de dólares y sirvieron una como local de campaña de Keiko Fujimori y otra como sede de su ONG. Cabe recalcar que, la fiscalía investiga a Ramírez desde septiembre, a pedido de la Procuraduría de Lavado de Activos.

No obstante, eso no es todo; ya que, la fiscalía también tomará en cuenta el vínculo de la lideresa de Fuerza Popular con su padre, Alberto Fujimori, quien cumple una sentencia de 25 años en el penal de la Diroes.

A su vez, la resolución de la fiscalía afirma que existen motivos para no descartar que el dinero lavado podría provenir de los fondos sustraído por su padre, el expresidente Alberto Fujimori, al Estado. La fiscalía sospecha que, ahora estaría saliendo esto a la luz a través de las empresas del grupo Ramírez; ya que, esta sería la forma para darle al dinero apariencia de legalidad.

Hasta el momento, Keiko Fujimori ha defendido a Ramírez, asegurando que el patrimonio de su colaborador está completamente auditado y sus cuentas transparentes.

Así mismo, la Fiscalía inició el viernes pasado pesquisas contra los otros tres hermanos Fujimori para esclarecer el desproporcionado incremento de capital de la empresa Logística Integral Marítima Andina S. A. (Limasa), propiedad de Hiro, Sachie y Kenji Fujimori.

Por su parte, Edward Garcia Navarro, abogado de Keiko Fujimori, dijo que la inclusión de su defendida en la investigación abierta contra Joaquín Ramírez, se basa solo en “un comentario”. “Es un comentario, por no decir chisme, que no ha sido corroborado”, dijo en referencia a la supuesta grabación que estaría en poder de la DEA.


Fuente de imagen: Diario La República

Mariana Ferrer
Psicóloga en formación por la PUCP. Curiosa de nacimiento y amante de la literatura, las buenas conversaciones y el deporte. Interesada en la política de pura terca.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top