COYUNTURA

Informe: Divulgando Lima Cómo Vamos 2016: Movilidad y Transporte (II)

Fuente: Lima Cómo Vamos

Igual que con la inseguridad ciudadana, la situación del transporte y la movilidad en Lima desde la percepción de los mismos limeños es grave. En ambos casos el pesimismo impera y sigue avanzando año tras año.

La semana pasada se publicó en Punto y Coma el Vol. 1 del informe divulgativo de los resultados del último estudio de percepción sobre la calidad de vida para Lima Metropolitana y Callao del observatorio ciudadano Lima Cómo Vamos. En el primer volumen, el tema fue la inseguridad ciudadana, reconocido por los limeños como el principal problema de la ciudad. En esta oportunidad, el volumen 2 tratará sobre el segundo problema más importante para los limeños: el transporte público y la movilidad.

La situación de la movilidad y el transporte en Lima se muestra alarmante si se consideran, sobre todo, tres datos revelados por la encuesta de Lima Cómo Vamos. El primero es que más del 85% considera que el servicio de transporte que usa a diario está igual o peor el 2016 en comparación al 2015. El segundo es que un 24% de limeños se demora más de 1 hora en ir de su casa a su centro de trabajo o estudio, habiendo algunos casos en donde este se extiende hasta 3 horas. El tercer dato es que 87% de los limeños percibe que a diferencia del 2015, este 2016 el tiempo de traslado diario está igual o peor.

Luego se presenta la información sobre las modalidades de transporte. El principal modo de viaje en Lima es, abrumadoramente, el transporte colectivo. Este modo incluye trasladarse en Tren Eléctrico, Metropolitano, corredores complementarios, bus, combi y colectivo. En total, estas opciones representan el 73.3% de los traslados al trabajo o centro de estudios de los limeños. Si a ese porcentaje se le resta el 3.3% de limeños que utiliza el ilegal servicio de los colectivos para movilizarse, queda un 70% que es estrictamente el porcentaje de uso de transporte público. Curiosamente también es casi un 70% de limeños que se siente insatisfecho con él.

Cabe destacar la disminución histórica del uso de combis y coasters, que eran los principales vehículos de transporte de los limeños. Para el año 2010 era usado por el 45.9% de las personas, y hoy solo por el 27.9%. Al parecer esta reducción es consecuencia de la formalización promovida por la Reforma del Transporte. Estos vehículos más pequeños fueron reemplazados por buses más grandes, que para el 2010 eran usados por el 21.8% y en el 2016 por el 32.5%, siendo ahora el principal vehículo de movilidad.

En cuanto al transporte individual, que incluye el uso de automóvil propio, mototaxi, taxi y motocicleta; este sigue estable en el tiempo, siendo usado por un 16% de los limeños. Esto quiere decir que aun cuando los carros son los principales causantes de congestión vehicular en la ciudad, no son usados ni por un 12% de la población limeña en sus traslados diarios. En el caso del transporte no motorizado, el porcentaje de uso es de 9%. Este modo agrupa principalmente a los ciclistas y los peatones, aunque también están incluidos los skaters y patinadores.

Igual que con la inseguridad ciudadana, la situación del transporte y la movilidad en Lima desde la percepción de los mismos limeños es grave. En ambos casos el pesimismo impera y sigue avanzando año tras año. No obstante, son problemas que pueden ser mitigados y resueltos tomando las medidas adecuadas. Lamentablemente, ese no es el caso del tercer principal problema para los limeños: la contaminación y los problemas ambientales, cuya situación en Lima es muy seria y sus consecuencias pueden llegar a un punto de no retorno.

Erick Krüger
Estudiante de Ciencias Políticas en la Pontificia Universidad Católica del Perú. Inclinado por las políticas urbanas. Actualmente en una relación amor-odio con la ciudad de Lima.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top