COYUNTURA

Informe: ¿Cuál es la relación entre Donald Trump y Rusia?

elconfidencial.com

Nadie puede negar que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, sea un personaje polémico. Y es que, desde su campaña electoral hasta su actual rol como presidente, el mandatario se ha visto envuelto en diversos escándalos.

Si bien durante todo este tiempo, el empresario ha sabido cómo salir bien librado de cada una de las controversias que lo han rodeado, hay una de la cual no consigue desligarse. Pues, no hablamos de otra cosa que el conjunto de hechos que vinculan al gobierno de Trump con el gobierno de Vladimir Putin en Rusia.

Este lunes, se dio la repentina renuncia del asesor de seguridad nacional Michael Flynn, cual fuera la última de una serie de hechos que vinculan al gobierno de Trump con aparentes intereses rusos. Pero, ¿cuál es el trasfondo de todo esto?

En julio, durante la antesala de la Convención Nacional Demócrata, el sitio de filtraciones WikiLeaks publicó 20.000 correos electrónicos internos de ese mismo partido, que habían sido robados por hackers. Estos resultaron comprometedores para la candidata Hillary Clinton y su candidatura perdió viada.

Luego, como muchos recordaran, organismos de inteligencia estadounidenses denunciaron que el gobierno ruso era quien estaba detrás del hackeo de las comunicaciones internas del Partido Demócrata.

Como consecuencia, el gobierno de Barack Obama acusó a su contraparte rusa y en particular al presidente Putin de haber querido interferir en las elecciones de Estados Unidos. Aunque, lo más sorprendente fue que Trump invitó públicamente a los piratas informáticos rusos a atacar el servidor de correos electrónicos privados de Hillary Clinton.

En octubre esas mismas agencias acusaban a Putin de ordenar esas operaciones, y en diciembre el presidente Barack Obama anunció medidas de represalia que incluían nuevas sanciones y la expulsión de 35 supuestos espías rusos que formaban parte del personal diplomático en Washington.

El mundo entero esperó la reacción de Putin, pero el líder ruso decidió no tomar represalias. Muchos consideraron que la decisión de Putin fue una astuta maniobra de relaciones públicas, pero entre las agencias de inteligencia generó sospechas de si no tendría confianza en que las sanciones serían eliminadas en cuanto asumiera Trump

Al mismo tiempo que transcurría el escándalo del hackeo, el entonces jefe de campaña de Trump, Paul Manafort, fue acusado de haber aceptado 12,7 millones de dólares de las autoridades pro rusas de Kiev para defender intereses rusos. Manafort, trabajó durante años como asesor del líder pro ruso ucraniano Viktor Ianukovich y para la actual oposición pro rusa en Ucrania. Manafort renunció como director de campaña antes de la elección presidencial.

A pesar de ello, el escándalo más concreto en torno al tema de Rusia surgió en febrero, después de meses de especulación sobre el tema. Luego, se reveló que Michael Flynn había discutido con el embajador ruso, Serguei Kislyak, sobre la posibilidad de levantar las sanciones impuestas por el gobierno de Obama a Rusia.

Dichas conversaciones se habrían registrado previo a que Flynn fuera confirmado en el puesto. Por ello, se cree que la conversación podría haber violado el Estatuto Logan, norma que prohíbe a los ciudadanos estadounidenses inmiscuirse en las disputas con otros países.

Flynn negó inicialmente haber discutido las sanciones de Estados Unidos con el embajador. Sin embargo, más tarde Flynn informó a la Casa Blanca que podría haber discutido el tema de las sanciones con Kislyak.

Ayer, Trump convocó a una rueda de prensa para que presentara a su nuevo candidato secretario de Trabajo, Alexander Acosta. Lamentablemente, los ataques a una prensa “deshonesta y fuera de control” fueron lo que más resaltó. En síntesis, el mensaje de este jueves es que la culpa de que se haya boicoteado su apertura a Rusia recae sobre  los periodistas.

No obstante, diarios estadounidenses han asegurado que de este tema hay investigaciones para rato. Ya que, este y otros vínculos del gobierno de Trump están siendo investigados por el FBI, al tiempo que varios legisladores están solicitando que se vea el tema también en el Congreso.

Mariana Ferrer
Psicóloga en formación por la PUCP. Curiosa de nacimiento y amante de la literatura, las buenas conversaciones y el deporte. Interesada en la política de pura terca.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top