COYUNTURA

Informe: Aguas de Tumbes incumplió contrato de concesión

Durante el gobierno del expresidente Alejandro Toledo  (año 2005), se impulsó la privatización de la Empresa de Agua Potable y Alcantarillado de Tumbes por medio de una concesión al consorcio constituido por la empresa argentina Latinaguas y la peruana Concyssa. A raíz de esto, se creó la empresa Aguas de Tumbes S.A. (Atusa), que hasta ahora ha incurrido en varias faltas durante cada año regulatorio y es cuestionada por distribuir agua contaminada.

En diciembre del año 2014, la Superintendencia Nacional de Servicios de Saneamiento (Sunass) publicó un informe de supervisión. En este se estipularon ocho faltas cometidas por la Empresa Prestadora de Servicios (EPS) y en cada una se emplean términos como Índice de Cumplimiento Individual (ICI), que se utiliza para medir el nivel de cumplimiento del Valor Meta de un determinado Indicador Meta y en un año regulatorio específico. Se expresa en porcentaje y se evalúa a nivel de EPS y a nivel de localidad.

De las ocho faltas, tres de ellas son graves y las demás podrían considerarse como “faltas leves”. Una de estas faltas graves es el no haber cumplido con la meta de gestión “Incremento Anual de Conexiones de Agua Potable” a nivel de EPS. En julio del 2014, esta informó a la Sunass sobre la inclusión de 99 conexiones nuevas; sin embargo, la SUNASS replicó diciendo que estas conexiones fueron hechas posterior al periodo de evaluación, es decir,  junio 2013— mayo 2014. Esto conlleva a que estas nuevas conexiones sean contabilizadas en la supervisión del año siguiente.

La segunda falta grave es el incumplimiento de la meta de gestión “Incremento Anual de Conexiones de Alcantarillado”. Se obtuvieron niveles de ICI inferiores a 80% en las localidades de Corrales, San Juan de la Virgen, Pampas de Hospital y Papaya. Todo esto originado por la misma situación de antes: instalaciones fuera del periodo de evaluación correspondiente.

La tercera falta grave trata sobre un desempeño paupérrimo en la meta de gestión “Incremento Acumulado de Micromedidores”. Los niveles de ICI en San Juan de la Virgen y Pampas de Hospital fueron de 14.63%  y 19.23% respectivamente. Atusa se justificó diciendo lo siguiente: “La oposición a la instalación de los micromedidores por parte de los usuarios de San Juan de la Virgen y Pampas de Hospital, le imposibilita el cumplimiento de la meta por los compromisos incumplidos por parte del Gobierno Regional en la no construcción de la Planta de Tratamiento de Agua Potable “Puente Francos”.

Al final del informe, la Sunass indica en la sección de “Recomendaciones” que iniciará un procedimiento administrativo sancionador (PAS) contra la EPS por las faltas graves cometidas. Esto le compete a la Gerencia de Supervisión y Fiscalización de la entidad.

Sin embargo,  según un informe publicado en enero del 2016, en el periodo 2014-2015, vemos nuevamente toda una serie de incumplimientos. Esta vez fueron seis y eran muy similares a los del periodo anterior. Además, no se subsanaron seis observaciones hechas en informes pasados. Asimismo, en dicho periodo, la EPS cometió una falta grave, la cual trata sobre haber obtenido un ICI exiguo en las localidades de San Juan de la Virgen (40.24%) y Pampas de Hospital (47.12%), respecto a la meta de gestión “Incremento Acumulado de Micromedidores”. De igual manera se solicitó dar inicio a un procedimiento administrativo sancionador.

La historia se repite en el periodo 2015-2016. Atusa cometió ocho infracciones, de las cuales tres de ellas requerían una sanción. En la meta de gestión base “Relación de Trabajo” obtuvo un ICI del 77.16% a nivel de EPS, esto se considera una falta meritoria de sanción por ser el ICI inferior a 80%. Luego, en Corrales, la EPS no cumplió con los niveles de ICI óptimos en las metas de gestión de “Incremento anual de conexiones de agua potable” e “Incremento anual de conexiones de alcantarillado”. Finalmente, en Aguas Verdes no se cumplió con el “Incremento de conexiones de agua potable” a los niveles de ICI que pide la Sunass.

Atusa sigue incidiendo en sus errores, lo que sigue perjudicando a la población; a pesar de ello, el Gobierno está negociando una adenda con la empresa en cuestión.

Continua esta investigación:

 

Santiago Zelada
Estudiante de la carrera de Comunicación en la Universidad de Lima. Escritor amateur por el momento, pero que busca más adelante ser uno de los más reconocidos a nivel nacional.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top