COYUNTURA

Entrevista: Griselda Quiroz, ¿qué está pasando en la PUCP?

Imagen: CF EE.GG.LL./ Luis Javier Maguiña

Griselda Quiroz: “Nosotros no exigimos un favor. Es nuestro derecho”

Llevan dos años y cuatro meses tratando de ser atendidos por la Pontificia Universidad Católica
del Perú (PUCP). Los jubilados, un grupo de extrabajadores de esta casa de estudios, reclaman por
la restitución de la Compensación de Pensión por Jubilación (CPJ). Esto es un complemento de la AFP que recibirían una vez en retiro para alcanzar el sueldo que solían ganar.

Luego de su eliminación, sin previo aviso en el 2017, los jubilados han hecho de todo para ser escuchados. Ahora, en el 2019, por fin han logrado recibir la atención de la universidad, pero su lucha todavía no termina. Su vocera, la conocida “Chela” Quiroz, nos detalla en qué punto se encuentra el diálogo.

¿Cuáles han sido los avances más recientes en torno a su caso?

El jueves 2 de mayo tuvo lugar la reunión que nos prometió la Comisión que formó el Consejo Universitario (CU) para encargarse del asunto de la CPJ (Complemento de Pensión de Jubilación). Ello se nos comunicó luego de que la Asamblea Universitaria (AU) publicara un pronunciamiento el día jueves 25 de abril.

¿En qué consistía?

La universidad se comprometía a proteger a la franja más baja de jubilados y el CU sesionaría el miércoles 8 de mayo para dar solución a nuestro problema. Claro que para que esto sucediera debimos primero entablar una huelga de hambre y tomar un parte de la avenida Universitaria.

¿Desde cuándo vienen reclamando?

Iniciamos en enero de 2017 cuando, sin previo a aviso, nos cortaron la CPJ.

¿Qué es la CPJ?

Es un complemento que cubre la diferencia entre la pensión de la AFP y el sueldo del beneficiario al jubilarse. Rige desde 1987, aunque en 1993 se establecieron una serie de requisitos.

¿Cuáles fueron?

Trabajar hasta los 65 años, haber laborado por al menos 30 años en la universidad, no trabajar después de jubilado y afiliarse a la AFP.

¿Cuántos son en total?

Somos 637 entre jubilados y no jubilados. 68 hemos entablado la demanda ante el Poder Judicial. Hasta el momento, han muerto tres, dos están ciegos y 21 postrados. Nuestras edades oscilan entre los 70 y 80 años.

¿Qué tan encaminada va la demanda?

Tú sabes cómo son esos procesos. Probablemente tome unos ocho o diez años para que se vean resultados. Para entonces, varios de nosotros ya estaremos muertos. Por eso intentamos establecer un diálogo con la universidad. Hay compañeros que han trabajado 40, 50 años aquí. Los mejores años de nuestra vida.

¿Y el 8 de mayo tratarían solo su tema?

Exacto. Pero en la última reunión que tuvimos con la Comisión de la CPJ no se discutió ninguna propuesta en concreto. La presidenta, la doctora Tesania Velázquez, nos dijo con anterioridad que nos daría propuestas para que pudiéramos coincidirlas con las nuestras y llevarlas ante el CU. Sin embargo, lo que hizo fue llegar con una propuesta ya establecida y comunicarnos que la llevaría ante el CU donde nombrarían a un mediador para que la estudie por una o dos semanas.

¿Esta propuesta fue discutida con ustedes?

Para nada. Al preguntarle por su contenido, adujo que primero debía presentarse ante el CU, a pesar de que me había dicho, textualmente, que en la reunión trataríamos de buscar un consenso. En ese sentido, afirmé que aquello no era posible y que si el 8 de mayo no nos daban una respuesta tomaríamos medidas extremas. La doctora Velázquez, al oír mi comentario, se rió.

No puede ser.

Yo inmediatamente se lo reproché, ya que no es solo una falta de respeto hacia mí, sino a todos los jubilados.

Así que, más que consultarles su opinión sobre la propuesta de la Comisión, ¿solo se les informó?

Sí, totalmente. No nos plantearon nada. Lo único que nos dijeron fue que van a respetar la CPJ. ¿De qué manera? No lo sabemos, pero nosotros vamos a seguir.

¿Cuál cree que sea el elemento diferenciador que haya fomentado recién una reacción por parte de la universidad?

El apoyo estudiantil. Si no fuera porque ellos nos apoyaron con el bloqueo de la avenida Universitaria, el Rectorado nos habría dejado continuar con nuestra huelga de hambre.

¿Pero las autoridades no respondieron de alguna manera?

Nos enviaron a un médico para que nos tomara la presión. También nos traían agua y sillas. Pero es como el tipo que le pega a su mujer y luego la lleva al hospital. Nosotros no exigimos un favor, es nuestro derecho.

El Rectorado mandó un comunicado a toda la comunidad PUCP sobre el tema.

Diciendo mentiras. Hemos señalado con pruebas que ello es falso. Primero dicen que no tienen dinero para mantener la CPJ. Existe un comunicado según el cual hay más de 168 millones de soles reservados especialmente para tal fin. Afirman que nosotros ganamos más de 1500 soles. Tenemos boletas de 495, 600 y 1300 soles. Dijeron que formamos una comisión de acuerdo a lo que quisimos. De las cuatro personas que planteamos, solo dos son parte de los siete miembros. El resto le pertenece al CU.

¿Qué están pidiendo en concreto?

Que se respete nuestra CPJ. Estamos dispuestos a aceptar que nos impongan un tope, pero no vamos a permitir que sea uno muy bajo. Después de tantos años de servicio merecemos un trato mejor.

¿Cuáles son sus expectativas para el 8 de mayo?

Ese día estaremos afuera del edificio Dintilhac (Rectorado) más de 50 jubilados. Si no nos dan una solución concreta, pues tomaremos otra vez la avenida Universitaria. Por tal motivo, le pedimos a los estudiantes que nos apoyen. Gracias a ellos es que somos visibles. Estaremos desde las 10 de la mañana, así que esperamos el mayor apoyo estudiantil posible.

Kevin Rivera
Estudiante de Literatura Hispánica en la Pontifica Universidad Católica del Perú. Apasionado del cine, el teatro y la literatura, además de poseer un gran interés por la coyuntura nacional e internacional.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

To Top