COYUNTURA

Especial: Tarata, 25 años de la tragedia

RPP

Hoy se cumplen 25 años desde que ocurrió uno de los hechos más trágicos en la Historia de Perú: el atentado en la calle Tarata. Este suceso, cometido por el grupo terrorista Sendero Luminoso, marcó la vida de miles peruanos que vivieron en aquella época y significó el levantamiento del país para frenar la ola de violencia que afectaba a todos.

Eran las 9:20 de la noche del 16 de julio de 1992, cuando estalló el ‘coche bomba’ que contenía unos 400 kilos de explosivos (con dinamita y anfo), en la cuadra 2 de la concurrida calle Tarata, en el distrito de Miraflores, que en aquel entonces se consideraba uno de los principales centros financieros del país, pues allí se encontraban las instituciones bancarias del país, como el Banco Latino. En la calle también había edificios residenciales en los que vivían, principalmente, familias de clase media y alta, y también se hallaban varios negocios que funcionaban como centros comerciales, al igual que vendedores ambulantes con sus puestos de venta.

Cuando ocurrió el atentado, murieron 25 personas, cinco de las cuales no pudieron ser identificadas. También hubo cinco desaparecidos y 155 heridos. En 1996, la Dirección Nacional Contra el Terrorismo (Dircote) capturó a los autores inmediatos del crimen, quienes recibieron condena dos años después. Ese mismo día, en todo Lima Metropolitana ocurrió seis atentados en diferentes puntos de la ciudad, como el de la comisaría en el distrito de La Victoria, lo que sumaba ya a 37 los estallidos suscitados entre enero y julio de ese año en la capital.

Para entonces, en todo el país, especialmente en la zona andina y en la selva central, ya venían ocurriendo hechos similares y matanzas a gran escala desde hacía más de una década. Precisamente por eso, la población del interior del país cuestionaba a Lima por ser “ajena” a los hechos y distanciarse sin buscar solución para lo que ocurría en las demás ciudades y zonas rurales. Cuando empezaron a registrarse estos hechos y matanzas en la capital, la población limeña empezó a alarmarse por la gran amenaza que ya suponía para todo el país.

Y cuando sucedió el atentado en la emblemática calle Tarata, sumado a la serie de atentados y la muerte de la lideresa María Elena Moyano, cuya figura destacaba en Villa El Salvador por empezar a gestarse como una mujer fuerte que buscaba ayudar a los más necesitados a través de los famosos ‘comedores populares’ y que puso resistencia al grupo terrorista Sendero Luminoso, la sociedad salió a marchar para exigir el cese de la violencia y exigir justicia para encarcelar a los autores de los delitos.

Tarata fue, sin duda, uno de los hechos que originó el levantamiento del país para frenar el terror que se vivía. Pese a que el líder de Sendero Luminoso, Abimael Guzmán, negó en un inicio la explosión en Miraflores, más adelante se le atribuyó la responsabilidad. Ese mismo año, 1992, el líder también conocido como ‘Presidente Gonzalo, seudónimo que usaba dentro del grupo terrorista, fue arrestado tras cometer cientos de delitos y fue puesto bajo prisión aún sin sentencia.

Recién el 13 de octubre del 2006, Abimael Guzmán, cuando ya tenía 14 años en prisión, fue sentenciado a cadena perpetua, tras ser declarado culpable de cerca del 46% de las 69,280 personas asesinadas en todo el país, de acuerdo al Informe de la Comisión de la Verdad y Reconciliación (CVR). Las otras muertes se atribuyen a los demás miembros de la organización terrorista o a otros grupos como el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA), que también cometía asesinatos a gran escala. Aunque, muchos críticos juzgan la cifra de la CVR como inexacta.

Es por eso que hoy, 16 de julio, 25 años después de aquel sanguinario hecho, los peruanos conmemoran el atentado en la calle Tarata como uno de los sucesos más trágicos de la historia del país, pero que, a su vez, marcó el detonante para el fin de la violencia terrorista.

Dato:

Hoy, desde las 5:00 p.m., la Municipalidad de Miraflores realizará una ceremonia de conmemoración en la misma calle Tarata, en la que participarán personajes destacados y también algunas de las víctimas y testigos del atentado. Se hará, además, la proyección de un documental realizado por el programa Academia de Ciudadanos Líderes de la misma municipalidad.

Jair Villacrez
Comunicador por la Universidad de Piura. Le interesa el Periodismo Internacional, Político y Económico. Le encanta la sátira social.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top