CONVERSA Y PUNTO

[Entrevista] Beto Ortiz: “¿PPK quiere ser presidente o Miss Simpatía?”

Punto y Coma

Además de la literatura y el periodismo, otra de las grandes pasiones de Beto Ortiz es hablar de política. Sus años de experiencia en la televisión nacional, no solo le han permitido posicionarse como uno de los líderes de opinión más influyentes de Perú, sino también perfeccionar su visión crítica sobre la realidad del país. Precisamente por eso, Punto y Coma conversó con el periodista para analizar el actual contexto político.

 

Una de las polémicas que ha marcado la semana es el caso del contralor Edgar Alarcón y el ministro Thorne, ¿quién crees que debería renunciar o ambos deberían irse?

Ambos. Ambos han protagonizado una conversación mafiosa, ambos se han puesto en la posición “te doy para que me des” y lo que se está negociando no es su patrimonio, están hablando del MEF, que es una institución que maneja la chequera del Estado. Thorne debe creer que está en la gerencia de una empresa privada, los dos han incurrido en una falta muy grave.

¿Es válido el argumento del oficialismo que, para excusarse, hablan de grabaciones ilegales?

Si tú quieres descalificar una denuncia, siempre vas a encontrar una razón para hacerlo. Es curioso que esos cuestionamientos se hagan cuando son de un lado. Cuando el régimen de Fujimori cayó con los “vladivideos”, nadie salió a decir “¡Qué barbaridad!”. Por el desgaste que está teniendo el gobierno en menos de un año, me parece que al menor indicio de corrupción, de malos manejos o de lobby, lo que se tiene que hacer es podar y no seguir blindando gente. Lo que ha pasado con la viceministra Molinelli es escandaloso: si finalmente Vizcarra se fue, la mano derecha de PPK, su hombre de confianza, su seguro de vida (y, según dicen, no renunció, sino que PPK le dijo que se fuera), ¿cómo dejas a la señora que firmó la adenda? Y no solo eso, sino que la premias con un cargo equivalente en otro ministerio, cuando está claro que esa señora está dedicada a favorecer a las empresas de sus amigos.

¿Crees que Zavala debería salir y renovar el gabinete?

Yo sospecho que eso es lo que harán el 28 de julio. Y el tema no es decir que “el Congreso nos obstaculiza” o “nos bloquea”. Si está bien asesorado, el presidente va a tener que refrescar el gabinete de manera muy severa. Yo pensé, más bien, que con esa presunta sangre en el ojo que tiene el fujimorismo, a estas alturas se bajarían 4 o 5 ministros. Y razones hay.

¿Cuáles piensas que han sido los errores políticos de PPK?

Uf. Yo creo que su principal error es que está hipotecado a varios grupos. Se siente en deuda, chantajeado y presionado. Eso no le permite tomar decisiones firmes en casos que son un clamor popular, como traer a Toledo. Eliane Karp lo amenazó y PPK se asustó. ¿Le saben algo? ¿Si Toledo cae, cae PPK? Todo esto desgasta la figura del presidente y ellos no parecen darse cuenta, porque siguen haciéndose los idiotas. Igual con Humala, se siente demasiado en deuda. Y no se puede gobernar quedando bien con todos. ¿Él quiere ser presidente o Miss Simpatía? Ahora está intentando hacer de Miss Simpatía. El problema es que no puede tomar decisiones radicales, porque siempre van a ser rechazadas por un sector.

Dentro de la oposición han ido surgiendo rebeldes en la bancada: Kenji, Donayre y, en su momento, Vilcatoma. ¿Crees que la política de Fuerza Popular es “el que no se alinea se tiene que ir”?

Los verdaderos partidos funcionan así. No es un invento de Fuerza Popular. Creo que en este momento nos guste o no nos guste, hay un partido con mayoría absoluta. Entonces, sí se pueden dar el lujo ahora de decirle “chau” al que se porte mal; igual son mayoría. En el caso de Kenji, creo que es el edecán de su papá en el Congreso.

¿Es posible un “Kenji versus Keiko” en 2021?

Creo que Keiko ya no tiene posibilidades. Siento que después de estas dos derrotas, está muy golpeada y exhausta. Y el fujimorismo que está en el Congreso no apoyaría a Kenji, pues son más “keikistas”. Lo que creo que pasará, para tratar de limar asperezas con la oposición, es que PPK terminará sacando a Fujimori. Este supuesto nuevo juicio que llega desde Chile, creo que ha sido alentado desde el Ministerio de Justicia para evitar que PPK tome la decisión que podría tomar cuando le dé la gana: sacar al chino. Me parece que si sale Alberto y toma las riendas del llamado “viejo fujimorismo”, vas a tener 2 o 3 facciones en el mismo partido.

¿Crees que si Fujimori sale de prisión, Keiko muere en política?

Creo que es obvio. Hay dos cosas que terminarían con la carrera de Keiko: La libertad de Alberto Fujimori o la muerte de Alberto Fujimori. En ambos casos, ella sería historia. Me parece que a eso juega un poco Kenji. Siempre lo hemos tomado un poco en broma, pero creo que cada vez va a convertirse en una pieza más importante y su posición solitaria va a dejar de ser así apenas haya una pista sobre la liberación de Alberto.

¿Qué opinas de la afirmación que hace unos días hizo la congresista Arimborgo: “Si hay crímenes de odio, tal vez hay crímenes de amor también”?

Bueno, me reafirmo en mi posición de que los partidos, y esto incluye a todos, escogen a los candidatos al Congreso por cuánto ponen. O sea, los lugares en la lista del Congreso son una rifa. Eso explica por qué hay traficantes de terrenos o mineros ilegales. Esta señora es lideresa de una iglesia evangélica. ¿A qué partido serio se le ocurriría llevar a la lideresa de una iglesia evangélica de Iquitos a legislar? ¿Cuál es la relación? La relación es la plata. Las iglesias evangélicas tienen un montón de plata. Un imbécil con plata deja de ser imbécil y se vuelve congresista. Eso lo explica todo.

¿Crees que hay una consigna en Fuerza Popular para discriminar sistemáticamente a la comunidad LGBTI?

Yo creo que no es una consigna. Creo que los conservadores tienen que pelear para mantener las cosas como están, para continuar reinando. Los partidos tienen pactos con las iglesias. Eso explica por qué se reúnen con líderes religiosos en los días previos a las elecciones. Y las iglesias son la industria de la ignorancia. El límite entre religión y política ha desaparecido. No somos un Estado laico. Y el ejemplo más claro es Cipriani. Creo que esa es la agenda del fujimorismo no por convicción, sino para quedar bien con las iglesias.

Y los únicos que se compran el pleito con el oficialismo son Bruce y de Belaúnde…

Sí, y es vergonzoso que los que se compren el pleito sean gays. O sea, ¿a los únicos que les importa los derechos de los gays son a los gays? Haciendo una analogía, ¿los derechos de las mujeres solo deberían importarles a las mujeres? Es un tema de educación. Aún hay gente que cree demostrar amplitud de mente diciendo: “Yo no soy homofóbico, yo tengo amigos gays”. Esa frase sola es homofóbica.

Sobre el caso del Sodalicio, ¿Figari ya la libró? ¿Ya quedó impune? 

Volvemos al pacto político con las iglesias. Se ha especulado que Pier Figari, muy cercano a Keiko, es pariente del siniestro Figari. Ni siquiera sería necesario que lo fuera. Hay un tema de afinidades ideológicas que van a hacer que todos estos religiosos tengan un manto de impunidad. Cipriani, durante el régimen de Fujimori, tenía la jerarquía de un ministro, y los demás gobiernos han dejado que esto sea así. En el caso Sodalicio, la posición de Cipriani va a ser la posición del fujimorismo, porque finalmente piensan igual. Si ya la libró es un poco prematuro hacer ese pronóstico.

Pedro Salinas se ha pasado la vida denunciándolo, habrá escrito unas 5000 columnas. Admiro su tenacidad. La impunidad de los de arriba hace que el descontento de los de abajo sea cada vez mayor. Entonces, esta encuesta que hace Ipsos sobre el crecimiento de la tendencia autoritaria o la simpatía por el autoritarismo en el Perú lo refleja. Es obvio. Si todo es un caos, todo es corrupción, la gente cree necesitar a un autoritario. Y ese autoritario no importa de dónde venga. No importa si es Antauro o Phillip Butters. La gente quiere a alguien que llegue  y “carajee” a todo el mundo y fusile gente y ponga orden.

Y ya que mencionas a Phillip Butters, ¿crees que tiene aspiraciones políticas?

¿Tú crees que no?

 

Luis Enrique Baca
Estudiante de Derecho en la Universidad de Lima. Apasionado por la política y el cambio. Amante del Perú.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top