COYUNTURA

Análisis: El Referéndum ignorado: crisis en Irak

El Presidente Kurdo en Irak acaba de dimitir en el medio de una crisis interna, ¿Por qué?

Si bien los medios hoy se centran en Cataluña, en el Medio Oriente hay una emergencia, con un referéndum independista que ha traído muchísimas consecuencias. Un conflicto interno, perdidas de millones de dólares, la desestabilización de una región y el reinicio de un conflicto, aparentemente eterno, es lo que se ha visto en las últimas semanas en Irak. En el tema más reciente, el presidente de la Región de Kurdistán Iraquí acaba de dimitir, hace 3 días, por una crisis que él habría comenzado.

Antes de empezar, se requiere un contexto sobre la región Kurda en Irak. La población Kurda Iraquí ha contado con un gobierno semi-autónomo (cuenta con un ejército, parlamento y hasta sus propias relaciones internacionales). Por más que las relaciones Kurdas-iraquíes han sido turbulentas históricamente, el prospecto de esta región ha sido algo positivo. Con un rol económico importante en Irak, reservas de petróleo considerables, con aliados políticos y comerciales, el estatus de esta región estaba en crecimiento, pero los últimos eventos han puesto esta situación en peligro.

Se debe tener en cuenta que ha habido múltiples confrontaciones por las ultimas décadas entre estas dos facciones. Desde conflictos armados, refugiados, alianzas y traiciones, hay un contexto violento entre los Kurdos y los iraquíes, pero por los últimos años parecía que la situación mejoraba algo. Dada esta situación, fue particularmente disruptivo el momento cuando el Presidente Kurdo, Masud Barzani decidió hacer un referéndum en esta región un 25 de setiembre, con el objetivo de ver si la población querría que esta región se convirtiera un Estado soberano o no, un tema que ya había traído muchas polémicas en años pasados. La controversia fue inmediata, al no contar con el permiso del Gobierno Iraquí, y sin apoyo internacional. Si bien un 92% de la población kurda apoyaba la independencia, esto despertó la ira de Irak. Varias críticas aparecieron, particularmente por la ilegitimidad del referéndum y la afectación a la estabilidad iraquí, y otros países, como Israel, apoyaron la medida.

El referéndum trajo consecuencias inmediatas, con el Gobierno Central actuando de manera inmediata contra Kurdistán, con conflictos y enfrentamientos directos siendo recurrentes durante el mes de octubre, bajo el argumento que el referéndum era demasiado disruptivo. El gobierno de Irak ya les ha quitado mucho de su petróleo, sus ciudades más importantes y el poder que habían adquirido en los últimos años. Más aún, dentro del gobierno kurdo, facciones que disentían con el presidente han criticado la medida del referéndum y consideran que lo hecho por el presidente ha sido un “desastre”, por lo cual la situación política de la región se encuentra partida y confrontada, como una buena porción política kurda considera que el referéndum era innecesario, que se ha puesto en peligro demasiado por muy poco.

Uno puede cuestionar la necesidad para este referéndum, considerando que el 25 de octubre el gobierno de la región de Kurdistán anuncio que suspendería los resultados del referéndum, buscando abrir un dialogo con el gobierno central. Entonces, hasta el mismo referéndum que inicio esta crisis se encuentra invalidado por ahora.

La gran pregunta por tenerse en cuenta es: ¿Qué impulsó esta medida tan volátil? Se ha arriesgado tanto, al punto que uno no sabe si el punto focal era la independencia kurda o si había intereses ocultos, pero se tendrá que ver en las semanas siguientes.

Kai Díaz-Albertini
Estudiante de Derecho de la Pontificia Universidad Catolica del Peru. Entrenador en el Equipo de Debate Peruvian Universities y Miembro de la Revista Themis en la sección de Cursos. Apasionado por temas internacionales, politica y ciencias sociales.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top