COYUNTURA

Opinión: ¿El otro Daniel Salaverry?

Imagen: Perú 21

¿Alguien recuerda cuando Daniel Salaverry era uno de los opositores más conflictivos que había? Defendía enérgicamente a su partido como vocero de Fuerza Popular (aunque puede que pronto deje de formar parte de él) y ahora este lo quiere destituir del cargo de presidente del Congreso. El fujimorismo entró nuevamente en crisis y poner a Daniel Salaverry como su enemigo político no parece una buena idea. La batalla no pinta a favor de la bancada naranja. En los últimos dos años y medio, cada vez que Fuerza Popular ha tenido una crisis ha perdido congresistas. Según se rumorea en los medios, nueve congresistas —incluyendo a Salaverry— estarían próximos a divorciarse de la bancada, lo cual debilitaría aún más a Keiko Fujimori dejándola con 51 representantes.

¿Pero cómo es que de pronto Salaverry decidió pasarse de bando? Simple y sencillo: su objetivo final es llegar a la presidencia de la República. Sus ambiciones políticas iniciaron en el APRA; sin embargo, no tuvo tanta suerte como para obtener un cargo público que lo satisficiese (a pesar de que salió electo regidor provincial de Trujillo en el 2006). Intentó ser alcalde de Trujillo en el 2010 con un movimiento político local llamado Democracia, Seguridad y Valores (DSV), el mismo nombre que el de la empresa que fundó con su padre: DSV Constructores SAC.

Lo que preocupa de Daniel Salaverry es a través de quién ingresó a Fuerza Popular. En el 2014, Joaquín Ramírez —con quien ya tenía una amistad de un año y actualmente es investigado por la DEA por lavado de activos— ayudó al actual presidente del Congreso a lanzarse como candidato a la alcaldía de Trujillo y, meses posteriores, perdió. En el 2015 formó parte de la lista parlamentaria del partido naranja y arribó a un cargo mucho más significativo.

No siempre fue un fujimorista acérrimo (tal vez nunca lo fue). Aprovechó la oportunidad de ascender a un puesto que lo mantendría frente a los reflectores durante un año y qué mejor manera de forjar su camino hacia Palacio que limpiando su imagen al distanciarse de la tan impopular bancada fujimorista. Sus decisiones y declaraciones se fueron acercando a los ideales del gobierno de Vizcarra conforme la popularidad del presidente iba subiendo en las encuestas. A pesar de que él dice confiar en la inocencia de Keiko, yo no le creo. Su “rebeldía” se desencadenó por completo semanas después de que metieran presa a su supuesta lideresa.

El presidente del Legislativo no solo tiene un círculo social cuestionable, su empresa, DSV Constructores SAC, es experta en generar deudas y no pagarlas. Esta les debe a empresas tales como Eurotransp, In Excelsis Deo, E. Azula S.R.L. y Servisol Nuevo Oriente S.A.C. un millón de soles aproximadamente. Y les debe otro millón de soles al Tesoro Público, EsSalud y a la Oficina de Normalización Previsional (ONP). Daniel Salaverry no es un político benevolente que aspire al sillón presidencial por puro amor a su país; es un estratega del que tenemos que estar prevenidos.

Santiago Zelada
Periodista
5 Comments

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

5 Comments

  1. Like

    Enero 9, 2019 at 10:30 pm

    Like!! Thank you for publishing this awesome article.

  2. ปั้มไลค์

    Enero 11, 2019 at 10:32 pm

    You have observed very interesting details! ps decent internet site. 🙂

  3. Guadalupe

    Enero 14, 2019 at 10:34 am

    Great post, thanks.

  4. Aerie coupons

    Febrero 18, 2019 at 12:41 pm

    I got good info from your blog

  5. Bichara Previc

    Abril 18, 2019 at 9:13 am

    Financial advisors business is people enterprise.

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

To Top