COYUNTURA

Diversos escándalos generan conmoción en torno al Nobel de Literatura

Fuente: Clarín

El prestigio de la Academia Sueca está pasando por sus peores momentos, luego de haber cumplido 232 años de vida institucional hace un mes.

Las filtraciones

La Academia Sueca es la encargada de eligir cada año al galardonado con el Premio Nobel de Literatura; sin embargo, ha admitido los fallos en la discreción y confidencialidad con las que maneja las premiaciones, dado que se filtraron los nombres de algunos de los acreedores antes de la entrega.

“La investigación muestra que ha habido violaciones de las reglas de confidencialidad sobre los trabajos del Premio Nobel de Literatura”, expresó la Academia por medio de un comunicado oficial que tardó en publicarse, debido a los otros problemas que todavía tiene pendientes por resolver. En dicha pronunciación no se revelaron los nombres filtrados ni de cuántos se trataban; no obstante, la prensa sueca ha relacionado este hecho con lo ocurrido en 2008 y 2014. Esta apunta como presunto culpable a Jean-Claude Arnault, reconocido fotógrafo y dramaturgo francés, a quien, además, se le imputan acusaciones de abuso sexual —otro motivo de los escándalos que envuelven a la Academia por su relación con esta persona—, ya que afirman que él fue quien desveló quién era el galardonado en aproximadamente sietes ocasiones. Las dos que rememora la prensa sueca fue cuando ganaron J. M. G.  Le Clézio (2008) y Patrick Modiano (2014).

A modo de absolverse de este problema, la Academia marcó su distancia con el fotógrafo, suspendió la financiación que realizaba al centro cultural Forum, que él patrocina, e inició una investigación interna que quedó inconclusa.

Los escándalos de abusos sexuales

En noviembre del año pasado, 18 mujeres acusaron públicamente a Jean-Claude Arnault en el diario Dagens Nyheter de acoso sexual, agresiones e incluso de violación. Ellas hablaron acerca de abusos que se suscitaron entre 1997 y 2007 —algunos de ellos en sucursales la Academia o en uno de los  lujosos departamentos que posee la entidad en París o Estocolmo— y que, acorde a las declaraciones de las víctimas, ya había sospechas o confirmaciones por parte de la élite cultural sueca, en especial, en la Academia. “Abusaba de su papel como líder artístico y de sus conexiones para explotar y humillar a mujeres, especialmente jóvenes, también para silenciarlas”,  manifestó Anna-Karin Bylund. Esta artista afirma que padeció bajo los impulsos del dramaturgo hace veinte años. Sus obras eran a base de tejidos, sobre todo de lino, tuvo la oportunidad de exponer sus trabajos en Fórum. En ese contexto, conoció a Arnault, con el que, por medio de presiones, terminó teniendo relaciones sexuales. Optó por no denunciar el hecho ante las autoridades, pero tiempo después mandó una carta al Consejo Cultural de Estocolmo y a la Academia, financistas del centro cultural Fórum, en la que constataba el comportamiento del artista. Dicha carta quedó sin respuesta.

La presión social se avivó por el furor del movimiento internacional #MeToo, motivo por el cual se divulgó del nombre del acusado: el dramaturgo Jean-Claude Arnault, esposo de Katarina Frostenson, miembro de la institución sueca.

Las renuncias

El diario Dagens Nyheter, uno de los más grandes de Suecia, informó que la escritora Lotta Lotass hizo una petiticón formal de dejar la junta de 18 miembros, la cual se ha visto menoscabada por los escándalos previamente mencionados.

Frostenson y Sara Danius, la exsecretaria permanente de la junta, renunciaron hace poco más de una semana. Su salida tuvo lugar luego de que tres colegas hombres (Klas Ostergren, Kjell Espmark y Peter Englund) renunciaran bajo la justificación de que la junta no se disponía a destituir a Frostenson.

El rey de Suecia —mecenas principal de la Academia y quien debe aprobar sus votos secretos— anunció el miércoles que tiene planeado cambiar las normas de la Academia respecto a la renuncia de sus integrantes. Las renuncias son simbólicas, ya que los nombramientos son vitalicios. El rey Carlos XVI Gustavo dijo que está consultando el tema con la institución.

Fuentes: El Comercio, El País, Clarín

 

Santiago Zelada
Periodista
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

To Top