COYUNTURA

Opinión: Tras El Niño Costero, una oportunidad para la innovación

PNUD Perú (Mónica Suárez Galindo)

Un reciente estudio de la Cámara de Comercio de Lima revela que más de 720,000 peruanos de cinco regiones del norte del país podrían ingresar a la pobreza a causa del Fenómeno de El Niño Costero.  Una cifra que es casi tres veces mayor a la cantidad de personas que salieron de la pobreza a nivel nacional durante el año pasado (aproximadamente 264,000 personas según el INEI). ¿Es inevitable que un desastre como el FEN Costero produzca este tipo de retroceso? No necesariamente.

Existe una experiencia significativa a nivel internacional sobre los beneficios de usar los Programas de Transferencia Condicionada del Estado, como por ejemplo el Programa Juntos en el Perú, para evitar revertir los avances en materia de desarrollo durante emergencias. Estos programas buscan reducir la pobreza mediante la entrega de transferencias monetarias directas, pero con la condición de que sus beneficiarios asistan a la escuela y a controles de salud.  Aproximadamente 114 millones de personas en América Latina y el Caribe están recibiendo, o han recibido, transferencias condicionadas en los últimos veinte años (PNUD, 2015).

Ahora bien, el poder adaptar los Programas de Transferencia Condicionada para que sean “reactivos” a situaciones de emergencia sería importante no solamente porque son un canal directo de atención a las poblaciones más vulnerables, sino que, a diferencia de la entrega directa de alimentos, estos programas refuerzan la capacidad de agencia de la población y permiten que ellas mismas puedan priorizar la atención de sus múltiples necesidades. Al mismo tiempo, se estaría estimulando el comercio y las economías locales donde los mercados están operando.

También es importante señalar que habilitar estos programas a casos de emergencia no implicaría una inversión muy costosa. En el Perú, el Programa Juntos, operado por el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social, ya cuenta con un alto nivel de alcance y cobertura. El programa actualmente atiende a 21 departamentos, 1,304 distritos y 750,000 hogares afiliados. Lo más probable es que requiera de pocos ajustes para ser utilizado para canalizar transferencias monetarias como bonos de emergencia. Estudios del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo han comprobado que el costo administrativo para adecuar este tipo de programa a la intervención ante desastres es marginalmente bajo.

Han pasado casi tres meses desde la Declaratoria del Estado de Emergencia Nacional por el Fenómeno de El Niño Costero. Durante este lapso, la agenda pública ha transitado de la respuesta humanitaria – fase en que se responde a necesidades inmediatas para salvar vidas – a la fase de recuperación. Aunque sin mucha cobertura mediática, la recuperación es un momento crucial para trascender la asistencia humanitaria y volver a  encauzar el desarrollo del país. Esta etapa representa una oportunidad para que el Estado ponga en práctica mecanismos innovadores que permitan una recuperación rápida y que sienten las bases para atender otras emergencias a futuro.

 

Fuentes:

Comisión Económica Para América Latina y el Caribe (2011). Programas de Transferencias Condicionadas. Balance de la experiencia reciente en América Latina y el Caribe. Encontrado en: http://repositorio.cepal.org/bitstream/handle/11362/27854/S2011032_es.pdf?sequence

Instituto de Economía y Desarrollo Empresarial de la Cámara de Comercio de Lima (2017). Consultado el 16/06/17. Encontrado en:   http://camaralima.org.pe/principal/noticias/noticia/mas-de-700-000-peruanos-podrian-ingresar-a-la-pobreza-por-el-nino-costero/750

Instituto Nacional de Estadística e Informática (2017). Cifras de Pobreza Monetaria en el Perú, 2016.

Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (2017). Información Bimestral del Programa Juntos: InfoJUNTOS. Consultado el 16/06/17. Encontrado en:  http://www.juntos.gob.pe/modulos/mod_infojuntos/

Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (2012). Conceptos generales sobre gestión de riesgo de desastres y contexto del país.

Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (2015). Documento de política para programas de transferencias condicionadas y reducción del riesgo de desastres.

Alonso Flores
Bachiller en Sociología por la PUCP, con estudios de posgrado en la Escuela de Gobierno y Políticas Públicas de la misma universidad. Cinco años trabajando temas de desarrollo, derechos humanos, análisis político y cooperación internacional. Un optimista cauto.
Click to comment

Deja tu comentario

Loading Facebook Comments ...
To Top